Filipinas denuncia maniobra ‘peligrosa’ de China

Filipinas ha protestado por la “peligrosa maniobra” de China contra sus barcos de la guardia costera que patrullaron y entrenaron el mes pasado cerca de un banco de arena en el Mar de China Meridional, donde el principal diplomático de Manila emitió comentarios cargados de improperios hacia Beijing.

Los guardacostas chinos siguieron, bloquearon y desafiaron por radio a la tripulación de Manila cerca de Scarborough Shoal, dijo el lunes el Departamento de Relaciones Exteriores de Filipinas en un comunicado en el que anunciaba que había protestado por las acciones de China. El reclamo de China sobre el bajío, que está a 124 millas náuticas de Filipinas, es “infundado” y Beijing “no tiene derechos de aplicación de la ley en estas áreas”, dijo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Filipinas dijo que también había protestado por la “presencia incesante, ilegal, prolongada y creciente” de los buques pesqueros y la milicia marítima de China en sus zonas económicas.

Las últimas declaraciones de Manila señalan un aumento adicional de las tensiones con Beijing en el Mar de China Meridional. Filipinas ha enviado más barcos y realizado ejercicios en las aguas en disputa, incluso cuando el presidente Rodrigo Duterte ha dicho que no se enfrentará a China. Beijing ha dicho que la presencia de sus barcos en el área es normal y legítima.

El secretario de Relaciones Exteriores de Filipinas, Teodoro Locsin, emitió una declaración enérgica en Twitter el lunes, pidiendo a China que salga de las aguas en disputa. Su agencia hizo el mismo llamado para la retirada de los barcos chinos alrededor de Scarborough Shoal y el grupo de islas Kalayaan en las Islas Spratly.

Scarborough Shoal se encuentra dentro de la zona económica exclusiva de 200 millas náuticas de Filipinas, dijo su gobierno, mientras que está a unas 472 millas náuticas de la costa más cercana de China.

Duterte favorece las negociaciones con China y continuará su política “cuidadosa, calculada y calibrada” para lidiar con la disputa marítima, dijo el portavoz Harry Roque en una sesión informativa el lunes. Las respuestas de línea dura no resolverán nada y podrían conducir a la guerra, dijo Roque.

Filipinas continuará patrullando en el Mar de China Meridional, dijo el secretario de Defensa Delfin Lorenzana en un comunicado emitido el domingo. “El gobierno no vacilará en su posición. No nos iremos ”, dijo. (Agrega declaraciones del máximo diplomático y portavoz del presidente).

Fuente : Full Avante News