Coronavirus: algunas lecciones para la logística

Parece meridianamente evidenciado que el contacto humano, de diferentes maneras, promueve el contagio de éste Covid-19 y otros virus. Así es que los movimientos de personas se restringen para evitar los contagios. No se puede evitar el tráfico de camiones, sobre todo el de aquellos que llevan artículos de primera necesidad para la población, y así, aunque el presidente de la Generalitat de Catalunya ha demandado el confinamiento del territorio, exime al tráfico de mercancías.

En este marco, hemos de considerar el tráfico intermodal. Los contenedores que llegan a puerto por vía marítima y que subimos a bordo de un tren de 450 metros hoy, aproximadamente 65 TEUs, dependiendo del peso por contenedor, y con el mínimo de gestión humana transportan 1.500 mtons de un sitio a otro con muchas garantías.

Visualicemos el tráfico intermodal entre los puertos peninsulares y los diferentes puertos secos de nuestro país en una circunstancia como esta. Imaginemos las posibilidades de un tráfico similar con los países de nuestro entorno europeo y las ventajas evidentes que de una buena red intermodal (TEN-T) se derivan para el intercambio de mercancías con garantías mayores que de cualquier otra manera, por los automatismos que comporta y la escasa intervención manual en toda la cadena.

Una buena lección acerca de las evidentes ventajas que supone la intermodalidad para las inversiones en los corredores en nuestro país, y los limítrofes.

Fuente : El Naucher