Uso de facturas falsas para evadir pago del IGV es penado hasta con 12 años de prisión

Poder Judicial sentenció a ocho años de prisión efectiva a cuatro contribuyentes que fueron acusados por el delito de defraudación tributaria y por uso indebido del crédito fiscal. Los detalles aquí.

La Sala Penal Liquidadora de la Corte Superior de Justicia de Junín (Huancayo) sentenció a ocho años de pena privativa de libertad a cuatro contribuyentes que fueron acusados por el delito de defraudación tributaria y por uso indebido del crédito fiscal, al utilizar facturas falsas para evadir el pago del Impuesto General a la Ventas (IGV).

El caso fue denunciado por la Sunat en 2015, luego de efectuar un proceso de fiscalización y auditoría de rutina. Determinándose que en el período comprendido entre los años 2010 y 2011 existieron operaciones de compra no reales sustentadas con documentos de la empresa R&R Constructora e Inmobiliaria SRL.

Los sentenciados son los representantes legales, contadores y asistentes contables de la empresa quienes contabilizaron más de doscientas facturas falsificadas, emitidas por diversos contribuyentes, tratando de disminuir el pago del Impuesto General a las Ventas (IGV) de los ejercicios de la referencia.

Además de las penas, se dispuso que los sentenciados paguen por concepto de reparación civil la suma de S/ 355,391 , debiendo abonar dicho monto en forma solidaria a favor del Estado.

La Sunat continuará con sus labores de control y cruces de información y verificación permanente, a fin de combatir la defraudación fiscal y recomienda no recurrir a la “compra – venta de facturas” por Internet e imprentas informales o por cualquier otro medio, su efecto tributario es nulo y además es un delito con prisión efectiva de 8 hasta 12 años.