The Ocean Cleanup lanzó desde San Francisco su primer sistema de limpieza de océanos

Éste fin de semana se lanzó desde San Francisco el primer sistema de limpieza de océanos a gran escala en una ubicación en las costas de California, donde será sometido a pruebas antes de su implementación en la gran isla de basura o Great Pacific Garbage Patch, como se conoce en inglés.

El sistema, desarrollado por The Ocean Cleanup, la organización sin fines de lucro holandesa, será el primero de 60 sistemas enfocados en la limpieza de la gran Isla de basura o Great Pacific Garbage Patch, como se conoce en inglés, durante los próximos dos años. De acuerdo con The Ocean Cleanup, la flota es suficiente para retirar la mitad del plástico de dicha zona dentro de cinco años.

El primer sistema de limpieza, denominado Sistema 001, fué remolcado desde la Bahía de San Francisco por el buque Maersk Launcher, que ha sido puesto a disposición del proyecto por A.P. Moller-Maersk y DeepGreen.

Será remolcado a un lugar a 240 millas náuticas de la costa para una prueba de dos semanas antes de continuar su viaje hacia la isla de basura, a 1,200 millas náuticas de la costa, para comenzar la limpieza.

Cientos de pruebas de modelos a escala, una serie de prototipos, expediciones de investigación y múltiples iteraciones han llevado a The Ocean Cleanup a tener suficiente confianza en su tecnología para lanzar su primer sistema de limpieza a gran escala.

El sistema 001 consiste en una barrera flotante en forma de U de 600 metros de largo con una falda de tres metros (10 pies) unida debajo. El sistema está diseñado para ser propulsado por el viento y las olas, lo que le permitirá atrapar y concentrar de forma pasiva los desechos de plástico frente a él. Debido a su forma, los desechos se canalizarán al centro del sistema. Moviéndose un poco más rápido que el plástico, el sistema actuará como un Pac-Man gigante, rozando la superficie del océano.

El sistema se implementará en el Great Pacific Garbage Patch, la zona de acumulación de plásticos oceánicos más grande del mundo. Situado a medio camino entre Hawai y California, el parche contiene 1,8 billones de piezas de plástico y cubre un área dos veces mayor que Texas.

Ocean Cleanup anticipa que el primer plástico será recolectado y devuelto a la tierra dentro de los 6 meses posteriores al despliegue. Esta será la primera vez que el plástico flotante se habrá recogido con éxito en el mar. Después de devolver el plástico a la tierra, The Ocean Cleanup planea reciclar el material en productos y usar los ingresos para ayudar a financiar las operaciones de limpieza.

Si bien el objetivo principal del Sistema 001 es probar la tecnología e iniciar la limpieza, un objetivo secundario es recopilar datos de rendimiento para mejorar el diseño para futuras implementaciones. Por lo tanto, el sistema está equipado con sensores, cámaras y luces de navegación alimentadas por energía solar y por satélite para comunicar la posición del Sistema 001 al tráfico marítimo que pasa, y permite un monitoreo extensivo del sistema y el medioambiente.

Después de la entrega del sistema 001 en la isla de basura, el Maersk Launcher permanecerá activo como plataforma de observación durante varias semanas.

“Maersk contribuye a la protección del medio ambiente oceánico a través de nuestras actividades sostenibles en actividades marinas y terrestres. Como operador marítimo responsable, nos comprometemos a garantizar que los océanos sigan siendo un entorno saludable para las generaciones venideras. Por lo tanto, estamos muy contentos de contribuir con los servicios y el equipo a The Ocean Cleanup “, dice Claus V. Hemmingsen, vicepresidente ejecutivo de A.P. Moller – Maersk y CEO de la división de Energía.

Boyan Slat, fundador y CEO de The Ocean Cleanup, declaró: “Estoy increíblemente agradecido por la enorme cantidad de apoyo que hemos recibido en los últimos años de personas de todo el mundo, que nos ha permitido desarrollar, probar y lanzar un sistema con el potencial de comenzar a mitigar este desastre ecológico. Esto me hace confiar en que, si logramos que la tecnología funcione, la limpieza ocurrirá “.

Slat concibió la idea del sistema de limpieza en 2013 cuando tenía apenas 20 años, estudiando ingeniería aeroespacial en TU Delft en los Países Bajos.

Tras el lanzamiento del primer sistema, Slat agregó: “El lanzamiento de hoy es un hito importante, pero la verdadera celebración vendrá una vez que el primer plástico regrese a la costa. Durante 60 años, la humanidad ha estado poniendo plástico en los océanos; desde ese día en adelante, lo retiraremos nuevamente “.

Si tiene éxito, y depende de los fondos disponibles, The Ocean Cleanup apunta a escalar hasta una flota de aproximadamente 60 sistemas enfocados en el Great Pacific Garbage Patch en los próximos dos años, y podría ser sólo el comienzo.

El objetivo final de Ocean Cleanup es reducir la cantidad de plástico en los océanos del mundo en al menos un 90% para 2040.