Terminal Portuario Multipropósito de Salaverry recibe equipamiento para proyectos Eólicos de Duna y Huambos

Gracias al proceso de modernización y desarrollo portuario, promovido por el Estado Peruano a través del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y la Autoridad Portuaria Nacional (APN), el Terminal Portuario de Salaverry, operado por Salaverry Terminal Internacional (STI), recibió el primer lote de 42 torres de gran dimensión para los proyectos eólicos de Duna y Huambos.

Las torres, con medidas entre 23 a 28 metros de largo y entre 40 a 60 toneladas de peso, arribaron a través de la nace Happy Ranger y fueron bajadas de la nave mediante unas grúas de 400 toneladas de capacidad, colocadas en muelle y patio a través de las reach stackers del concesionario Terminal Portuario Paracas.

En una segunda operación, atracó en el referido terminal portuario la nave Trudy, transportando el segundo lote de carga para los proyectos eólicos de la ciudad de Cajamarca. Esta vez se descargaron 15 elices con 57 metros de longitud, 3,5 metros de ancho y con un peso de 37 toneladas cada pack doble de aspas.

Estos dos lotes de carga serán almacenados en el terminal portuario hasta que sean trasladados hacia la región Cajamarca, donde se ubican los proyectos eólicos de Duna y  Huambos. En febrero próximo se estará recibiendo el tercer y último embarque, donde se deben recibir las 27 aspas restantes, los hoods con cabinas, entre otros.

Los proyectos eólicos de Duna y Huambos se estima que cuenten con una potencia de 36 Megavatios en total y producirán energía para el Perú por un periodo de 20 años. Además, espera producir 165,000 MWh anuales aprox.  Los dos parques están situados en Chota, provincia de Cajamarca, a más de 2,400 msnm y la producción del parque está a cargo de Siemens Gamesa.

Duna y Hambos serán los primeros parques eólicos de la sierra del Perú, un lugar que tiene alrededor de 5,000 horas netas de viento al año. Está previsto que inicie operaciones a finales del segundo trimestre de 2020, permitiendo cubrir el 60% de la demanda energética del país con energías limpias para el 2025 y electrificar zonas de difícil acceso.