Sector del transporte marítimo global aplaude acuerdo alcanzado en la OMI para la reducción de emisiones de CO2

Para el año 2059 el sector deberá reducir sus emisiones en un 50% y luego lograr su erradicación.

La Organización Marítima de las Naciones Unidas (OMI) acaba de adoptar la tan esperada Estrategia Inicial (Initial greenhouse gas, GHG) de reducción de emisiones de CO2 para el transporte de carga marítima y que pone al sector en línea con los planteamientos alcanzados en el Acuerdo de París de 2015, del que no formó parte. En la actualidad, la industria naviera representa el 2,2% de las emisiones totales del mundo, lo que para un país implicaría ubicarse en la sexta posición mundial en cuanto a emisiones.

El acuerdo alcanzado entre los 173 países integrantes de la OMI, que participaron toda la semana en un debate respecto a esta materia en el contexto del Comité de Protección del Medio Ambiente Marino (MEPC 72), incluyó los objetivos de fortalecer los requisitos de diseño para cada tipo de buque, una reducción relativa del 40% para 2030, y la meta de que para el 2050 el transporte de carga marítima global deberá reducir sus emisiones de CO2 en al menos un 50% en comparación con 2008 y trabajar posteriormente en su completa eliminación.

Uno de los defensores más vivos de los controles de emisiones han sido las naciones insulares del Pacífico, entre ellos Islas Marshall, donde el aumento del nivel del mar amenaza directamente su geografía.

Otros países, en cambio ofrecieron resistencia. Entre ellas se encontraron las naciones productoras de petróleo, incluida Arabia Saudita, que expresó su preocupación por el impacto de las medidas en su negocio de suministro de combustible.

Por otra parte, Canadá, Argentina, Rusia, India, Brasil, Irán y Filipinas también expresaron su preocupación por las propuestas por razones que van desde las preocupaciones de que los objetivos podrían tener un efecto negativo en el comercio mundial hasta la falta de información suficiente.

Reacciones

La Cámara Marítima Internacional (ICS) acogió favorablemente la Estrategia Inicial para la reducción adicional de las emisiones de GEI en el transporte marítimo. Su secretario general de ICS, Peter Hinchliffe, señaló: “este es un acuerdo innovador, un Acuerdo de París para el transporte de carga marítimo, que establece un nivel muy alto de ambición para la futura reducción de las emisiones de CO2”.

Agregó que: “Confiamos en que esto le dará a la industria naviera la señal clara de que necesita continuar con el trabajo de desarrollar cero combustibles de CO2, para que todo el sector esté en condiciones de descarbonizarse por completo”.

Hinchliffe señaló además que “el objetivo acordado de la OMI de reducir las emisiones totales de GEI del sector en al menos un 50% antes de 2050, como parte de un camino continuo para una mayor reducción, es muy ambicioso, especialmente cuando se toman en cuenta las proyecciones actuales para el crecimiento comercial. la población mundial y los niveles de prosperidad continúan aumentando”.

Por su parte Maria Skipper Schwenn, directora ejecutiva de Danish Shipping, quien calificó este logro como “un acuerdo histórico”, señaló que la organización- a la que pertenece la mayor naviera a nivel global, Maersk Line-, “desde el principio ha trabajado para obtener un resultado ambicioso acorde con el Acuerdo de París. Por lo tanto, estoy muy satisfecho de que los países de la OMI hayan asumido la responsabilidad y no hayan dejado a la industria naviera ser continuamente criticada por su falta de regulación”, señaló

Cabe destacar que en 2016, Danish Shipping realizó un estudio sobre las posibles formas de cumplir los objetivos del acuerdo de París y una reducción absoluta del 50% en 2050 demostró ser una de las formas posibles.

“Estoy muy satisfecha de que el compromiso político entre los 173 países miembros de la OMI también haya alcanzado un nivel lo suficientemente ambicioso. Estos objetivos serán una tarea importante y requerirán esfuerzos masivos de investigación y desarrollo, ya que eventualmente tendremos que usar combustibles alternativos que den como resultado cero emisiones en absoluto. Con el claro objetivo de reducción en mente, la industria naviera está lista para trabajar hacia la meta, y Danish Shipping participará particularmente en el desarrollo de combustibles alternativos”, aseguró Maria Skipper Schwenn.

El Fondo de Defensa del Medio Ambiente (EDF) organización internacional sin fines de lucro, que trabaja en soluciones para los problemas ambientales más graves, apuntó respecto al acuerdo que “el objetivo de la reducción de gases de efecto invernadero del sector naviero representa un importante paso adelante”.

La organización agregó que “la OMI ha estado hablando del cambio climático durante veinte años, pero la estrategia acordada esta semana marca el comienzo de un debate centrado en las políticas y el objetivo no cubre la ambición, pero sí (alcanza) para el desarrollo de políticas y, en consecuencia, en la inversión en combustibles limpios y tecnología”.

Por MundoMarítimo