Se pone en marcha la ampliación del Jorge Chávez

INVERTIRÁN 1,200 MILLONES DE DÓLARES
Presidente Vizcarra participó en la entrega de terrenos a la concesionaria Lima Airport Partners. Se construirá una segunda pista de aterrizaje y una nueva torre de control.

La ampliación del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez tendrá una inversión de 1,200 millones de dólares en los próximos cuatro años, sostuvo el Presidente de la República, Martín Vizcarra.

El Jefe del Estado participó ayer en la entrega total de los terrenos a Lima Airport Partners (LAP), concesionaria del terminal aéreo, para la construcción de una nueva pista de aterrizaje y torre de control.

Recordó que esta concesión se inició el 2001, con el compromiso del Estado de entregar los terrenos para la ampliación el 2002; sin embargo, tuvieron que pasar casi 18 años y cuatro presidentes para cumplir ese acuerdo.

En ese tiempo, sostuvo el Mandatario, el aeropuerto Jorge Chávez pasó de tener 4 millones de pasajeros al año a 23 millones, y pasó por dos intervenciones para ampliar la infraestructura e instalar 19 mangas con una inversión de 350 millones de dólares.

Necesidades

“Las circunstancias obligan a construir un nuevo aeropuerto en las mismas instalaciones, no se puede operar en una sola pista, desde este momento tienen el terreno completo para construir la segunda pista y la nueva torre de control, con lo cual se tendrá un aeropuerto renovado y con proyección al futuro cercano”, sostuvo.

Aseguró que el compromiso de inversión de LAP es de 1,200 millones de dólares directamente involucrado en el proyecto, pero además se generará en los alrededores una inversión estimada en 600 millones de dólares en la construcción de hoteles y centros de convenciones.

Dijo que conversará con las autoridades locales para que se den las facilidades en la construcción de una ciudad aeropuerto para Lima y para el Perú.

A su turno, el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Rogers Valencia, proyectó que con la ampliación del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez se logrará recibir 40 millones de pasajeros en el 2030.

“Ese avance tiene que ser orgánico, lo que significa que seguirá incrementándose el número de pasajeros, a pesar de que aún no esté concluida la segunda pista”, agregó.

Dijo que cuando se termine de construir la segunda pista, en cuatro o cinco años, se debe estar en aproximadamente 28 millones de pasajeros.

El presidente Vizcarra recordó que este terminal aéreo empezó con 4 millones de pasajeros al año y en la actualidad recibe 23 millones.

Por su parte, el gerente general de LAP, Juan José Salmón, consideró que con la entrega de los terrenos se podrá construir el tan ansiado proyecto de ampliación del Jorge Chávez para convertir al Perú en un importante nodo aeroportuario en la región.

“A lo largo de estos años, LAP ha venido desarrollando una serie de actividades para poder estar en esta posición. Hemos recibido la aprobación del estudio de impacto ambiental por parte de Senace y contratamos a la empresa que llevará adelante el proyecto”, dijo.

“Estamos ilusionados para comenzar y avanzar con este proyecto dentro de los plazos del contrato de concesión, y para ello confiamos en que el gobierno nos apoyará ante cualquier interferencia que pueda ocurrir en el camino”, añadió.

Por otro lado, el director ejecutivo del Instituto de Economía de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), César Peñaranda, dijo que esta ampliación impulsará el crecimiento del turismo y los negocios en el Perú.

“En un tiempo prudencial le puede cambiar la cara al país desde el punto de vista turístico y de negocios, no solo hay que valorarlo en el corto plazo por el empleo y movimiento económico que generarán, sino también para el mediano y largo plazo”, declaró.

Contribuye a despegue de capitales privados

La entrega de los terrenos para ampliar el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez constituye una excelente señal para la inversión privada, porque contribuye a su despegue en el país, aseguró el vicepresidente de Moody’s Investor Service, Jaime Reusche.

Los 1,200 millones de dólares que se destinarán a este proyecto de infraestructura representan el 0.5% del producto bruto interno (PBI), lo que puede generar un efectro contagio en la inversión privada, como el chispazo necesario para que despegue, explicó.

“Es una excelente señal que se da en un contexto en que la confianza empresarial se pudo haber resentido mucho por el ruido político”, afirmó, tras participar en la “Conferencia Perú 2018: Perspectivas para el 2019 y más allá”, de Moody’s Inside LatAm Series.

Por otro lado, manifestó que la excesiva burocracia retrasa la ejecución de los proyectos de inversión en infraestructura, y para enfrentarla se necesita una reforma profunda del sector público y una Contraloría General de la República que sea más técnica y menos intimidatoria con sanciones.

“El Estado está muy consciente de reducir la tramitología y la burocracia, pero es un esfuerzo continuo que va a requerir varias medidas y continuamente estar rediseñando o entendiendo cual es la composición más óptima de los funcionarios públicos y del Estado”, explicó.

El ejecutivo refirió que la inversión pública se viene recuperando, pero se necesita acelerar más la reconstrucción del norte del país, ahora que hay una transición de las autoridades subnacionales, situación que siempre ralentiza su ejecución.

Cifras

5.5% Creció la inversión pública en el primer trimestre del 2018.