Problemas de transporte afectan las exportaciones brasileñas de café

Las exportaciones de café verde de Brasil, el mayor productor mundial, cayeron un 27% en agosto respecto al año anterior a 2,33 millones de sacos de 60 kilogramos debido a las dificultades para encontrar contenedores y espacio en los barcos, dijo el lunes la asociación de exportadores Cecafé.

Cecafé dijo en un informe mensual que alrededor de 3,5 millones de sacos de café no pudieron enviarse a tiempo este año debido a obstáculos en el transporte, lo que provocó pérdidas de alrededor de $ 500 millones a la industria exportadora de café del país.

La cantidad de café enviada por los exportadores brasileños en agosto fue el volumen mensual más bajo en al menos un año.

“Esta crisis operativa provocó un gran aumento de los fletes, cancelaciones recurrentes de reservas y mayor dificultad para realizar nuevas reservas de contenedores o espacio en los buques”, dijo Nicolás Rueda, presidente de Cecafe.

La asociación dijo que entre el 40% y el 50% de todos los cargamentos de café enfrentaron aplazamientos en los puertos en los últimos tres meses, en comparación con el 10% al 20% observado a principios de año a medida que la situación se deterioró.

Brasil representa casi el 40% del comercio mundial de café. Los retrasos podrían interrumpir las operaciones de algunos tostadores en Estados Unidos y Europa, sus principales clientes.

Las averías y la escasez de la cadena de suministro se han extendido por todo el mundo a raíz de la pandemia de COVID-19, en medio de un aumento en los pedidos por Internet y las interrupciones en el sistema de transporte debido a que los trabajadores se enfermaron o decidieron dejar el trabajo. Hay escasez de todo.

Los contenedores han tenido mayor demanda en destinos como Estados Unidos, y han estado permaneciendo allí más tiempo de lo normal, provocando escasez en rutas como Sudamérica a Estados Unidos o de Asia a Europa.

Datamar, una agencia de información marítima, dijo el lunes que Brasil recibió 604 portacontenedores en agosto, un 10% menos que en el mismo mes del año anterior.

“Hay mucha demanda (de envío) y la infraestructura tarda en reaccionar. Los puertos están al límite de su capacidad ”, dijo Rueda.

Fuente : Full AVante News