“Perú tiene 20 años para ser parte de la cuarta revolución industrial”

PABLO BUSTAMANTE EN FORO DE ADEX
“Si no lo hacemos, nuestros pobres se quedarán afuera para siempre. Eso sería un crimen histórico”, enfatizó.

“El mundo está viviendo la cuarta revolución industrial, que cambiará todo lo que conocemos. El Perú tiene 20 años, empezando desde mañana, para hacer los cambios necesarios. País que no se suba al bus de esta cuarta revolución industrial no tendrá una segunda oportunidad”, manifestó el director de Lampadia, Pablo Bustamante, en el ‘I Foro de Políticas de Desarrollo de las Exportaciones’, organizado por ADEX en la sede de ESAN.

Refirió la importancia de nivelar a los pobres con el resto del mundo pues el Perú no podrá entrar a la cuarta revolución con los actuales niveles de pobreza. “Si no lo hacemos, nuestros pobres se quedarán afuera para siempre. Eso sería un crimen histórico”, enfatizó.

Mencionó que se debe impulsar los proyectos mineros de Conga y Tía María, pues generarán ingresos en el corto plazo para mejorar la educación, salud, infraestructura y tecnología; también el sector maderero, frutas y hortalizas, productos industriales y turismo. Añadió que la madera peruana tiene cinco veces más potencial que la madera chilena, lo que significa una exportación potencial de cuatro mil millones de dólares en el largo plazo.

Precisó que es indispensable evitar medidas en contra de un ambiente de inversión y de negocios. “Hemos retrocedido demasiado, la economía está muy debilitada”, afirmó.

El vicepresidente de ADEX, Max Alvarado, refirió que en el exterior el Perú enfrenta la competencia de países cuyos gobiernos impulsan políticas promotoras agresivas, que incluyen innovación en la tecnología. Manifestó que la exportación genera empleo, formaliza y erradica la pobreza, por lo que se debe atraer inversión. “Los despachos con valor agregado sumarían este año US$ 14 mil millones, 19% más que el año pasado, pero podemos hacer más”, dijo. Indicó que se deben establecer políticas para las exportaciones, concluyó.