Nueva investigación a Michel Temer por presunto caso de corrupción en sector portuario

Crisis en Brasil.

Temer es sospechoso de corrupción por supuestamente haber favorecido los negocios de una empresa privada. Esta investigación se suma a otras abiertas contra el presidente.

(Reuters/EFE) El juez de la corte suprema Roberto Barroso autorizó a los fiscales federales a investigar al presidente de Brasil, Michel Temer, por un supuesto caso de corrupción que involucra un decreto de regulación de puertos, de acuerdo a un documento judicial.

La investigación se basó en una conversación grabada a Rodrigo Rocha Loures, un exasesor de Temer, quien supuestamente discutió el uso de su influencia para la redacción del decreto a cambio de cobrar un soborno de una empresa.

Barroso dijo que la investigación está justificada porque el fiscal general, Rodrigo Janot, encontró “fuertes indicios” de que se cometieron delitos debido a que el decreto firmado por Temer favoreció los intereses de una compañía identificada como Rodrimar S.A

La evidencia se basa en la conversación grabada de Rocha Loures que fue autorizada por la corte suprema como parte de un acuerdo con los dueños de JBS S.A., la mayor procesadora de carne del mundo, que llevó a una acusación previa contra Temer por corrupción.

Sospechas se acumulan

Esta nueva investigación se suma a otras abiertas contra Temer por acusaciones del grupo JBS, cuya calidad legal ha sido puesta en duda, lo que podría llegar a invalidar esos testimonios. Además, otro frente judicial le acusa de haber dirigido una red de corrupción tejida por el PMDB en la Cámara de Diputados, sobre la cual la Policía Federal aseguró que existen serios “indicios” de que recibió sobornos de empresarios a cambio de diversos favores políticos.

Frente a esa nueva sospecha, Temer reaccionó mediante una nota oficial, en la que se alertó de que las acusaciones “sin pruebas” suponen un riesgo para el Estado de Derecho.

“El Estado Democrático de Derecho existe para preservar la integridad del ciudadano, cohibir la barbarie del castigo sin pruebas y evitar toda forma de injusticia”, pero “en las últimas semanas Brasil ha visto exactamente lo contrario”, indicó.

LAS CLAVES

Ilícitos. La policía federal sospecha de que el presidente Temer y colaboradores participaron en actos ilícitos que les reportaron hasta US$ 10 millones. Caída. El real brasileño extendió su caída contra el dólar tras la noticia sobre la investigación a Temer.

Fuente : Reuters –  via gestion