Mexico : Urgen terminales en puertos para importación de gasolinas

Alrededor de 80% de la importación de combustibles se realiza a través de los distintos puertos del país, lo que a su vez representa 55% del consumo nacional. Además de las importaciones, las instalaciones portuarias alimentan al sistema de distribución nacional con cabotaje, llegando a regiones del noroeste y sureste en donde el tamaño del mercado no justifica los ductos.

De acuerdo con un análisis de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), esto subraya la importancia de las instalaciones portuarias de Pemex Logística para la importación de petrolíferos y la necesidad de las actividades de cabotaje, dado que el transporte marítimo representa ventajas competitivas al transportar altos volúmenes.

Según la entidad, el país recurre a las importaciones para cubrir sus necesidades de consumo debido a la creciente demanda de gasolinas y diésel. Por ello, es necesario contar con distintos puntos de importación para facilitar el suministro del producto.

También lee: IMT identifica flujos de transporte en corredores portuarios del país

Pemex Logística tiene presencia en 15 puertos con cinco terminales marítimas y 10 instalaciones portuarias. Actualmente Pemex Tri importa petrolíferos vía marítima en 12 de estos 15 puertos, de los cuales siete se ubican en el Pacífico y cinco en el Golfo de México.

De acuerdo con información de la Secretaría de Energía (Sener), de septiembre de 2017 a septiembre de 2018, 32% de la importación de gasolinas fue realizada por Tuxpan y 17% por Coatzacoalcos. Por otro lado, respecto de las importaciones de diésel, 25% de éstas fueron registradas en ese mismo puerto.

En particular, Coatzacoalcos y Tuxpan son puertos que cuentan con una localización estratégica, ya que ambos se conectan con los principales sistemas de poliductos que abastecen al centro del país: Tuxpan-Tula, Tuxpan-Azcapotzalco, Minatitlán-Pajaritos y Minatitlán-México.

Otros puertos, también importantes por su conectividad con algún sistema de ductos son Dos Bocas, Tabasco y Ciudad Madero, Tamaulipas. Este último se conecta con el sistema de ductos que abastece el noreste del país, el tercer centro de consumo nacional.

Te recomendamos: Transportistas al Servicio de Pemex mantendrán participación del 50% en Semana Santa

En este sentido, los particulares que tengan acceso a terminales e instalaciones portuarias en el Golfo de México podrían contar con una ventaja competitiva respecto del resto de los participantes del mercado que atiendan el centro del país.

Permisos y operación

Actualmente se encuentra en operación la instalación marítima de Vopak México en Veracruz. En agosto de 2018 entró en operación la terminal de Glencore en Dos Bocas, Tabasco. Aunado a lo anterior, existen proyectos en construcción y desarrollo en el puerto de Tuxpan, como las terminales de Glencore y de Invex.

Pese a la falta de infraestructura, con base en datos de la Comisión Reguladora de Energía existen diferentes permisos para terminales, pero se encuentran fuera de operación debido a que algunas no han obtenido permisos por parte de otras dependencias o continúan en sus procesos constructivos.

Tal es el caso, como ejemplo, de Services & Solutions Optimus, Invex infraestructura 4, Avant Energy Midstream II, ESJ Renovable III, Porter FG México, Servicios y Terminales de Tuxpan, TP Terminals, Hidrocarburos del Sureste, Cooper/T. Simth de México, Promotora Inmobiliaria del Balsas o Terminales Portuarias del Pacífico, entre otras.

Aunado a lo anterior, para que el traslado por buque tanque sea eficiente, es necesario que los puertos cuenten con la infraestructura para recibir buques de por lo menos 300 mil barriles de capacidad. Esta condición limita el número de puertos en donde se descargarían este tipo de volúmenes de combustibles, ya que se requiere de un calado mínimo de 11 metros (36 pies) en canales de acceso, además de muelles para este tipo de embarcaciones.

También lee: Lucky Gas fortalece infraestructura para atender sector de hidrocarburos

En este sentido, es necesario que las autoridades competentes inviertan en dragado y tener un calado más profundo cuando sea técnica y económicamente viable, añadió el documento de Cofece publicado recientemente.

Otro punto a tomar en cuenta, que en su momento se abordó en el documento “Transición hacia mercados competidos de gasolina y diésel”, es la importancia de reformar la Ley de Inversión Extranjera a fin de permitir la participación de la inversión extranjera en el transporte de combustibles vía marítima y en el suministro de estos productos para embarcaciones, aeronaves, y equipo ferrovario y, con ello, poder generar alternativas para que los importadores puedan movilizar combustibles entre los diferentes puertos mexicanos.

Fuente : T21