Leve repunte de los contratos a largo plazo en el transporte marítimo

El índice para las importaciones europeas ha repuntado un 1,6% hasta los 109,3 puntos, su nivel más elevado desde septiembre de 2017.

El Índice de Contratos a Largo Plazo de Xeneta se ha incrementado un 0,7% en noviembre de 2018 hasta 109,86 puntos, poniendo fin a la tendencia a la baja de los últimos tres meses. El aumento ha sido del 0,9% respecto a principios de año y del 1,3% respecto al mismo periodo de 2017.

A pesar de ello, se mantiene por debajo de los 112,51 puntos alcanzados en julio de 2018 y los 111,69 puntos en julio de 2017. La salud financiera de los operadores está siendo constantemente monitorizada y los resultados del tercer trimestre muestran datos de diversa índole.

Por ejemplo, Yang Ming ha registrado unas pérdidas netas de 30 millones de dólares (26,58 millones de euros) entre julio y septiembre por un claro desajuste de la oferta y la demanda, sumado al aumento de los costes del combustible. La naviera taiwanesa ha perdido hasta 220 millones de dólares (195 millones de euros) en los últimos nueve meses.

Mientras tanto, su compañero en THE Alliance, Hapag-Lloyd, ha obtenido un beneficio en el tercer trimestre de de 137 millones (121 millones de euros). En cuanto a Maersk, su beneficio ha sido de 251 millones antes de impuestos (222 millones de euros), lo que supone unos 100 millones (88,6 millones de euros) en total en los últimos nueve meses.

indice-contratos-a-largo-plazo

El índice para las importaciones europeas ha repuntado un 1,6% hasta los 109,3 puntos, su nivel más elevado desde septiembre de 2017. Se sitúa un 4,5% por encima del mismo mes de aquel año.

En lo que va de año, se han incrementado un 4,2%, superando a las exportaciones por primera vez desde mayo de 2017. De hecho, han caído un 0,1% en noviembre hasta los 109,29 puntos, sumando ya cinco meses de caídas en los últimos seis.

Conviene señalar que MSC ha vuelto a poner en marcha el servicio AE2/Swan entre Asia y Europa a principios de diciembre, que había suspendido antes de las festividades de octubre en China. Este tipo de medidas tiene cierta influencia en las tasas a corto plazo, pero el tiempo dirá si esta capacidad adicional impactará también negativamente en los contratos a largo plazo.

Mercado estadounidense y del Lejano Oriente

Por su parte, el índice para las importaciones del Lejano Oriente se ha reducido un 0,1% hasta los 113,82 puntos, situándose un 13,4% por debajo de su nivel de principios de año y un 16% por debajo del alcanzado en el mismo periodo de 2017.

La última vez que marcaron un nivel tan bajo fue en mayo de 2017, con 111,19 puntos, pero las tendencias recientes sugieren que podrían caer a un nivel incluso menor en los próximos meses.

En cambio, el índice para las exportaciones a este mercado ha avanzado un 0,4%, con 121,38 puntos. Desde enero, se ha incrementado un 5,8%, debido sobre todo a los resultados de los meses de junio y julio.

Por último, el índice para las importaciones de Estados Unidos permanece inalterable respecto al mes de octubre, con 101,24 puntos. Desde enero, ha crecido apenas un 0,3% y supone un aumento del 1,9% respecto a las mismas fechas de 2017.

Si bien es cierto que el crecimiento es mínimo, el resultado es mucho mejor que el de las exportaciones, que se han reducido un 7,7% en 2018. En noviembre, han registrado un incremento del 3,1% hasta los 87,65 puntos, pero siguen un 6,9% por debajo del nivel con el que empezaron el año.

Con las nuevas tasas a la importación, que elevarán hasta un 25% los precios desde el 1 de enero en los productos chinos que se envíen a Estados Unidos, las tasas de flete seguirán aumentando, dado que los cargadores tratarán de completar el mayor número de envíos posible antes de que entre en vigor la subida.

Fuente : Cadena y Suministro