Legislación aduanera golpea al mercado

AETAI PLANTEA CAMBIO NORMATIVO.

La semana pasada, Peruvian Airlines fue sancionada por Aduanas, lo cual llevó al embargo de sus cuentas y su imposibilidad de adquirir el combustible necesario para abastecer sus aeronaves, lo que llevó a que, desde el 4 de octubre, cierren sus vuelos hasta nuevo aviso.

Esto, según la Asociación de Empresas de Transporte Aéreo Internacional (AETAI), se debe a una legislación no especializada, la cual está afectando y paralizando el crecimiento del mercado aeronáutico.

La importación de aeronaves se encuentra regida por la Ley General de Aduanas, y según la cual un avión solo puede estar en el país por año y medio, luego de lo cual se debe nacionalizar su flota y pagar los derechos arancelarios y tributarios pertinentes, lo que equivale a millones de dólares. Pueden optar por retirar las aeronaves del país, pero para esto debe dejar una garantía a la entidad aduanera, la cual puede ascender a US$ 20 millones o más.

“Esto congela las cuentas de las empresas, que necesitan este capital para operar. “Dejar este dinero como garantía no les permite a las empresas invertir o crecer” señala Carlos Gutiérrez, gerente general de AETAI.

“En caso de bienes como carros, pueden ser robados o desaparecidos, pero un avión no se puede esconder así no más. Esta garantía no tiene razón de ser para el sector aeronáutico y es dañina”, citó.

Propuesta

Frente a ello, planteó que se apruebe una legislación aeronáutica especializada. Considerando que la aviación es un servicio público debe contar con un beneficio, de lo contrario se dan casos como el de Peruvian Airlines, donde -acotó- el mayor perjudicado es el ciudadano, que se queda sin volar. Anteriormente un régimen permitía la permanencia temporal de aeronaves hasta por 5 años, reduciendo costos. “Un régimen de esta naturaleza debería volver a entrar en vigencia; nuevas empresas entraron al mercado sin este beneficio siendo difícil crecer”, señala.