Latinoamérica puede llenar los refrigeradores de China

LA EXPO EN CHINA
La iniciativa de las “Nuevas Rutas de la Seda” apoya la construcción de infraestructura de transporte y comunicaciones para conectar Asia con África, Europa y Latinoamérica.

Centenares de empresas latinoamericanas, arropadas por delegaciones gubernamentales de presidentes y ministros, participan estos días en la Expo de Importaciones de China en busca de oportunidades de negocio que les permitan llenar los refrigeradores de un país ávido de importar alimentos.

“China tiene que alimentar al 20 por ciento de la población mundial y tiene apenas el 7 por ciento del territorio cultivable y eso hace que estén obligados a conseguir alimentos fuera”, explicó el ministro uruguayo de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa.

Tras la inauguración el lunes por el presidente chino, Xi Jinping, las 3.000 empresas participantes de unos 130 países comenzaron hoy su actividad de negocios.

En el discurso inaugural, Xi insistió en que la apertura de China es imparable y aseguró que el gigante asiático tiene los brazos abiertos para recibir productos de otros lugares del mundo.

Con una clase media cada vez mayor y con más poder adquisitivo, China necesita productos del exterior para satisfacer su demanda interna y Latinoamérica le exporta materias primas y productos agropecuarios.

La iniciativa china de las “Nuevas Rutas de la Seda” apoya la construcción de infraestructura de transporte y comunicaciones para conectar Asia con África, Europa y Latinoamérica. Más de 70 países del mundo se han adherido a ella, entre ellos otros latinoamericanos como Chile, Panamá, Bolivia, Venezuela, Antigua y Barbuda, Trinidad y Tobago y Guyana. Perú tiene previsto hacerlo próximamente, según el ministro de Comercio, Roger Valencia, que encabeza una misión de 15 grupos empresariales en Shanghái.

Según estimados de Cepal, durante 2017 China fue el país al que más crecieron las exportaciones de Latinoamérica, con un alza interanual del 23 %. Brasil, México, Chile, Perú y Argentina continuaron como principales socios comerciales de China en la región, con más del 70 % del volumen comercial total.

Apertura “imparable”

El presidente chino, Xi Jinping, aseguró el lunes al inaugurar la primera Exposición Internacional de Importaciones en Shanghái que la apertura económica del país es “imparable” y que “China no cerrará su puerta al mundo y se convertirá en una economía cada vez más abierta”. “La economía china es un océano, no un estanque. Las tempestades pueden destruir un estanque, pero nunca un océano”, afirmó el jefe de Estado. “China no parará sus pasos en la construcción de una economía mundial más abierta”, aseveró y llamó a todos los países a eliminar las barreras y abrir sus mercados para crear una economía global.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, celebró el lunes que China tienda un “puente hacia el futuro” dirigido a la cooperación económica y el comercio.