Las terminales de contenedores se fijan en la industria de la automoción para avanzar en la automatización

El rápido desarrollo de soluciones para un mercado masivo supone una oportunidad para los proveedores de sistemas de automatización de las terminales de contenedores, que no necesitarían diseñar una tecnología desde el principio.

En los últimos años, el desarrollo de los vehículos autónomos ha avanzado a gran velocidad, pero aún se encuentra en fase experimental, puesto que casi siempre viaja una persona en el asiento del conductor, aunque se esté utilizando un sistema autónomo.

El nivel de automatización es cada vez mayor y las tecnologías mejores, pero queda un largo camino por recorrer antes de que estén disponibles estos vehículos en el mercado. El mayor desafío reside en la seguridad de las operaciones en un entorno abierto y cambiante, tal y como explican desde Kalmar.

Los fabricantes y diseñadores necesitan que sus sistemas pueden asumir las diferencias en la regulación del tráfico, las normativas nacionales, las condiciones atmosféricas y la infraestructura viaria. La toma de decisiones probablemente se centralizará en un solo vehículo, al menos en un futuro cercano.

En contraste con esta situación, las terminales automatizadas de contenedores llevan utilizándose más de dos décadas. En este caso, el área operacional se limita a un entorno completamente controlado en el que es relativamente sencillo instalar una infraestructura especializada.

A diferencia de los vehículos, la toma de decisiones puede centralizarse en diferentes puntos, como el software central de la terminal o la zona de control de las máquinas automáticas. Estas aplicaciones industriales también exigen otros requisitos de seguridad muy distintos.

Adaptación de las soluciones

Las terminales automatizadas incorporan ya diversas tecnologías para la navegación, aunque es probable que los equipos de gestión de contenedores sigan siempre controlados desde un punto central. El objetivo final es un sistema completamente automatizado, pero el control remoto o las operaciones teledirigidas seguirán siendo necesarias en un futuro cercano.

El rápido desarrollo de este tipo de soluciones para un mercado masivo como el de la automoción, supone una oportunidad para la automatización de las terminales de contenedores.

En el caso del mercado de la automoción, opera con unos modelos tecnológicos distintos, pero su rápido desarrollo para un mercado masivo supone una oportunidad para los proveedores de sistemas de automatización de las terminales de contenedores.

De este modo, en lugar de ser necesario diseñar una tecnología desde el inicio o utilizando componentes muy costosos, podrían adaptarse y reutilizarse algunas de las soluciones a las aplicaciones más específicas.

Los avances más importantes a largo plazo para la conducción autónoma vendrán de la mano de la Inteligencia Artificial. Por tanto, la mejora exponencial de estos sistemas y su mayor disponibilidad tanto en vehículos como en la nube abrirá nuevas posibilidades para las soluciones automatizadas centralizadas en las terminales de contenedores.

Cadena logística transparente y digitalizada

Aún es necesario comprobar cómo las operaciones autónomas y automatizadas modificarán la creación de valor y los roles de los trabajadores, pero está claro que una cadena logística completamente transparente y digitalizada suena como algo muy prometedor tanto para la industria del transporte de contenedores como para la economía global.

El objetivo es tomar lo mejor de las nuevas tecnologías desarrolladas para la automoción y aplicarlo en este sector. Dadas las significativas diferencias en el tipo de operativa, el mayor desafío reside en aprender a adaptar y personalizar estos desarrollos al entorno portuario.

Fuente : Cadena y Suministro