Las rutas transpacíficas registran un fuerte incremento de los precios de flete

Las tarifas se reducirán en octubre en el mercado transpacífico, al finalizar la temporada alta y el incremento de los volúmenes de envíos para evitar el aumento de precios por los nuevos aranceles.

Las tasas de flete han repuntado en el mercado transpacífico desde finales de junio, mientras que entre Asia y Europa se han reducido tras un pequeño incremento en julio y agosto. Los precios desde Asia hacia Nueva York han llegado en el noveno mes de 2018 a sus máximos en años, por encima incluso de los meses previos a la apertura del Canal de Panamá, en junio de 2016.

Llama la atención que las dos grandes rutas Este-Oeste hayan seguido caminos tan dispares en cuanto a las tasas, pero los operadores y propietarios de buques se han enfrentado a grandes incrementos desde Asia hacia Estados Unidos, cuando normalmente pagan precios mucho menores, según recoge el último informe de la consultora Drewry.

En este sentido, muchos cargadores se han quejado de que las navieras no estaban tan interesadas en el envío de sus productos como en aquellos de mayor valor, que les podían reportar más beneficios.

Los factores que han llevado a esta situación son muchos, pero se resumen en una temporada alta muy fuerte, un gran aumento de los volúmenes de mercancías de gran valor, la mayor previsión de los cargadores para evitar la aplicación de los aranceles estadounidenses, y la retirada de tres servicios semanales.

Comparativa tarifas Asia-USA y Asia-Europa

Sin embargo, por encima de ello está el aumento de precio aplicado por las grandes navieras para adaptarse al incremento de sus gastos de combustible. En la línea entre Asia y Europa, los cargadores no han tenido problemas relacionados con las tarifas de importación, aunque se han enfrentado a otros, como el estancamiento de los tráficos y la reducción de las importaciones en ciertos países.

Las tasas de flete, como los volúmenes, se han mantenido a la baja, a pesar del incremento de los precios del combustible. Paradójicamente, las navieras han estado reforzando sus rutas con nuevos megabuques y aumentando la capacidad global del mercado.

Sin embargo, no han transferido sus grandes buques de las líneas Asia-Europa, con una capacidad que ronda los 15.000 TEUs, a las conexiones transpacíficas, donde suelen utilizarse embarcaciones de menor tamaño. Esto ha tenido como resultado una capacidad menor de lo necesario en una ruta y una situación de sobrecapacidad en la otra.

Reducción de las tarifas a partir de octubre

Desde la consultora, aseguran que las tarifas se reducirán en octubre en el mercado transpacífico, al finalizar la temporada alta y el incremento de los volúmenes de envíos para evitar el aumento de precios por los nuevos aranceles. En cualquier caso, se mantendrán por encima de las de 2017.

Por su parte, los precios en las líneas entre Asia y Europa se estabilizarán, tras la aplicación de las recientes medidas de reducción de la capacidad por parte de los operadores.

Desde el punto de vista de Drewry, tratarán de mantener al alza las tasas antes del Año Nuevo chino en un intento de cerrar los contratos para 2019-2020 con unas mejores condiciones, a lo que también contribuirá la aplicación de los recargos por el precio del combustible.

Fuente : Cadena y Suministro