Las navieras no aumentarán su capacidad en las rutas transpacíficas en 2019

Los volúmenes de carga descenderán en 2019 en las líneas transpacíficas y de hecho, en los dos primeros meses del año, se ha registrado una caída del 1% en los envíos desde América hacia Asia.

Por primera vez desde el año 2009, no está previsto que se introduzca ningún servicio nuevo en las rutas transpacíficas de cara a la temporada estival. Todo apunta a que la capacidad se mantendrá estable, según explica el último informe de Alphaliner, dado que en el periodo previo a la firma de contratos, que comienza el 1 de mayo, las navieras no han confirmado que vayan a aumentarla.

Los volúmenes de carga descenderán en 2019 en las líneas transpacíficas y de hecho, en los dos primeros meses del año, se ha registrado una caída del 1% en los envíos desde América hacia Asia.

En las conexiones entre el Lejano Oriente y la costa oeste de Estados Unidos, los servicios pasarán de 37 a 36 a partir de abril por la retirada del Zim Med Pacific. La naviera israelí se unirá a la red 2M en el servicio TP9/Maple entre el Lejano Oriente y la región del noroeste del Pacífico, donde aportará cuatro de los siete buques de 8.400 TEUs que se utilizan en la línea.

Por su parte, los socios de THE Alliance reconvertirán sus servicios PS1 y PS2 en el FP1, que conectará el norte de Europa, Asia y la costa oeste de Estados Unidos. Para ello, utilizará 15 embarcaciones de 9.000 TEUs, lo que supondrá una pequeña reducción de su capacidad total de unos 400 TEUs a la semana.

También introducirá el PN4, que utilizará seis buques ‘classic panamax‘ con una media de 4.600 TEUs. Sin embargo, esta capacidad adicional se compensará con la reducción prevista en el PN3, que hasta ahora se cubría con buques de 13.300 TEUs y para la que ahora se utilizarán otros de 8.600 TEUs, pasando los más grandes a las líneas entre Asia y Europa.

Fuente : Cadena y Suministro