La revisión de la red TEN-T debe tener en cuenta el nuevo papel de los puertos

Las nuevas guías deben reconocer la importancia de estas instalaciones como puntos estratégicos multimodales, nodos de energía y hubs digitales por encima de su papel como componentes de la infraestructura de transporte marítimo.

Tras comenzar la Comisión Europea la revisión de las guías de la UE para el desarrollo de la Red Transeuropea de Transporte, la Asociación Europea de Puertos Marítimos, Espo, ha querido valorar su adaptación a la realidad del mercado, así como a los nuevos desafíos y necesidades.

En su opinión, los puertos son hoy en día mucho más que un mero componente del transporte marítimo, ya que juegan un papel primordial para la conexión entre los diferentes modos y redes de transporte. Por ello, tienen mucho que decir en cuanto a la descarbonización y la digitalización de las cadenas de suministro.

Para Espo, esta revisión debe ser vista como una oportunidad para actualizar la red TEN-T en relación con el crecimiento de los volúmenes de transporte y las economías de escala, los nuevos desafíos en cuanto a la contaminación y el ruido, las nuevas necesidades en materia de digitalización, automatización y comercio electrónico, y el consecuencia, el cambio de rol de los puertos europeos.

En la Asociación, tienen claro que las nuevas guías deben reconocer la importancia de estas instalaciones como puntos estratégicos multimodales, nodos de energía y hubs digitales por encima de su papel como componentes de la infraestructura de transporte marítimo.

Además, durante los últimos años, los puertos se han ido involucrando cada vez más en un proceso de colaboración e integración. En este sentido, los clústers portuarios deberían quedar claramente definidos en la nueva regulación, y aunque no debería modificarse la identificación de los puertos clave, todos los proyectos deberán evaluarse en función de su importancia para el clúster al que pertenezcan.

Autopistas del Mar y TMCD

Por otra parte, para la Espo debe remarcarse la importancia de las Autopistas del Mar como parte de la red TEN-T e impulsarse el Transporte Marítimo de Corta Distancia, aunque en este sentido deben reconocerse como transfronterizas las conexiones marítimas entre dos países.

Por último, la Asociación señala que solamente se podrán cumplir los plazos para finalizar la red TEN-T con el apoyo de todos los Estados Miembros y la Unión Europea. Así, recuerdan que pese a que las necesidades de inversión de los puertos ascienden a 48.000 millones de euros en la próxima década, en el período 2014-2017, solamente se ha podido obtener el 4% del presupuesto de transporte de los fondos CEF.

Fuente : CdS