La crisis de los bloqueos al ferrocarril cumple dos semanas y amenaza a 20 mil contenedores en puertos

CIUDAD DE MÉXICO.- En los dos principales puertos del pacífico mexicano, Manzanillo y Lázaro Cárdenas (LC), los patios de las terminales están cada día más saturados. El fin de semana contabilizaban 10 mil 500 contenedores con retrasos, mientras los buques no dejan de arribar con más carga, aunque no hay transporte para sacarla del recinto. Y es que la crisis de tránsito de los ferrocarriles que estalló hace 15 días, está golpeando fuertemente a la cadena logística.

| Pedro Alfonso |

“Estamos hablando de que la próxima semana podríamos llegar a 20 mil contenedores con retrasos, porque aun cuando no se mueven de un día a otro, se van acumulando en patios por la insuficiencia de camiones para llevar o traer la carga […], y es que el problema no está afectando solo a la importación, también a las exportaciones”, dijo Norma Becerra Pocoroba, Vicepresidenta de la Asociación Mexicana de Agentes Navieros (Amanac).

Hasta el fin de semana existían alrededor de 200 trenes afectados de ambas compañías que dejaron de circular o fueron embodegados debido a que las redes ferroviarias bloqueadas cortan la conectividad de las principales ciudades del país y centros de consumo, como Guadalajara, Monterrey y el Valle de México.

“Si los trenes no llegan al puerto para cargar las importaciones, tampoco llegan las exportaciones nacionales con destino a otros países […]; no podemos hacer nada con los contenedores que se quedaron atrapados sobre los trenes […], hemos cambiado la modalidad para la carga programada del ferrocarril al autotransporte pero lógicamente no nos damos abasto para mover todo en camión”, explicó la dirigente empresarial.

La previsión es que la situación tenderá a agravarse en los próximos días para el tráfico desde ambos puertos del pacífico, “debido a que los buques continúan llegando a diario con mercancías y descargan todos los días con una cantidad de productos para todas las industrias: la automotriz, la acerera, de combustibles, de alimentos y una infinidad de productos que pueden llegar a afectar las líneas de producción de las empresas, generando a su vez efectos adversos”.

La crisis de tránsito de los ferrocarriles inició hace dos semanas cuando profesores rurales bloquearon las redes del ferrocarril Kansas City Southern de México (KCSM) y de Ferromex, en múltiples regiones, como una medida de presión en contra del gobierno del occidental estado de Michoacán, con el fin de obtener respuestas a demandas económicas sin que hasta el momento exista un arreglo debido a que han aumentado la suma de negociación. Hasta el fin de semana el monto exigido por los activistas ascendía a 5 mil 500 MDP (289.7 millones de dólares).

Los contenedores transportan carga comercial de productos terminados, bienes para la industria manufacturera o alimentos, principalmente desde el lejano Oriente y sudeste asiático, con destino a supermercados y a otras industrias como la automotriz que ocupa componentes en las plantas automotrices.

LC y Manzanillo reciben semanalmente 13 mil 800 contenedores -que transportaba únicamente el ferrocarril-, sin contar los programados en autotransporte. De esa cantidad el 40% entra a LC y el 60% a Manzanillo (éste último es el recinto portuario más importante de México). En 2018 movió 3.1 millones de contenedores.

© Info Transportes, via Amanac