Invirtieron US$ 450 M en una Terminal en el Puerto La Plata, pero no funciona porque no hay accesos

La ruta que conecta la autopista Buenos Aires-La Plata no está hecha y la Terminal de contenedores Tecplata, en la cual se invirtieron US$ 450 millones, y se inauguró en 2014, sigue sin poder operar por que no son aptos sus accesos.

Un camino de apenas tres kilómetros de extensión que nunca fue realizado no permite que la terminal de contenedores del puerto de La Plata, inaugurado hace cuatro años y que cuenta con tecnología de última generación, pueda arrancar a funcionar. En agosto, cinco meses después de que se iniciaran las obras, el trabajo fue suspendido por falta de fondos y quedó a medio hacer.

Un informe de Periodismo Para Todos mostró cómo desde 2014, año en que fue anunciado el inicio de sus actividades, el puerto no puede cumplir su función. Sucede que tanto el gobierno bonaerense de Daniel Scioli como el de María Eugenia Vidal no terminaron la única obra que hace falta para habilitarlo.

En marzo, la Gobernación había comenzado la construcción de la autovía de tres kilómetros que serviría de acceso a los camiones hasta la terminal desde la autopista Buenos Aires-La Plata. Pero cinco meses después, por falta de fondos y en el marco de un ajuste general en los gastos de obra pública de toda la administración nacional y bonaerense, las obras se frenaron.

La de La Plata es la playa de contenedores más moderna de Sudamérica. Fue construida por una empresa filipina con una inversión de unos 450 millones de dólares. El proyecto fue licitado en 2008 e inaugurado por el entonces gobernador Scioli.

Los operarios contaron en diálogo con PPT que las máquinas funcionan a pesar de no tener carga ni utilidad para que no se estropeen. Las cuatro grúas que forman parte de la terminal costaron 12 millones de dólares cada una.

Por el parate en la actividad, la empresa concesionaria del puerto pierde unos 8 millones de dólares por año. Esto es porque la terminal de descarga de contenedores necesita tareas de mantenimiento habituales.

Con el cambio de administración presidencial, las autoridades del puerto esperaban que finalmente se hiciera la obra entre el puerto y la autopista. Sin embargo, después de dos años de demora, la construcción de la autopista quedó a mitad de camino. (TN)

Fuente : Nuestro Mar