Importaciones se desaceleraron por menor consumo privado

El departamento de estudios económicos de Scotiabank proyecta que las importaciones de bienes de capital crecerán durante el último trimestre, impulsadas por la mayor inversión.

La balanza comercial de setiembre ascendió a US$961 millones registrando el monto mensual más alto en lo que va del 2017. Esto se tradujo en la evolución positiva de las exportaciones y la desaceleración (4%) de las importaciones.

Con respecto a las exportaciones, estas fueron impulsadas por las mayores ventas de cobre que casi se duplicaron respecto a igual mes del 2016. Estas no sólo obedecieron a un efecto precio (+37%) sino también también al repunte en el volumen exportado (+41%), en particular los mayores envíos de Las Bambas, Cerro Verde y Antamina.

“De los US$1,001 millones en que crecieron las exportaciones, US$717 millones correspondieron al mayor valor exportado de cobre”, señaló el departamento de estudios económicos (DEE) de Scotiabank.

Sobre las exportaciones no tradicionales, estas mostraron un menor dinamismo (5%) y una evolución heterogénea. El sector textilse recuperó en setiembre y alcanzó su valor exportado mensual más alto desde diciembre del 2014, por la mayor demanda de prendas de algodón del exterior.

También se recuperaron los sectores agroexportador (6%) por los mejores precios de exportación, y los productos sidero-metalúrgicos (19%), como resultado del alza en los precios de exportación de sus principales insumos (zinc y cobre), añade el reporte de la entidad.

IMPORTACIONES

Por otro lado, las importaciones llegaron a su nivel más bajo (4%) en tres meses por una caída de las compras de bienes de consumo duradero, pues el consumo privado sigue desacelerándose en línea con el estancamiento de generación de empleo e ingresos.

La evolución de importaciones de consumo no duradero fue positiva, en especial la compra de alimentos como arroz y azúcar.

El DEE de Scotiabank proyecta que el incremento de la inversión pública registrada desde el tercer trimestre y la reciente recuperación de la inversión privada contribuyan a “impulsar las importaciones de bienes de capital durante el último trimestre”.