IMO 2020 y Año Nuevo Chino golpearán la temporada alta de contenedores

El año pasado ya se vivió una temporada alta (o peak season) especialmente intensa debido a incertidumbres provocadas por el Brexit y la guerra comercial, el transitorio digital iContainers indica que podría ocurrir lo mismo ésta temporada venidera.

La gestión del transporte marítimo durante esta temporada alta será más complicada debido a dos factores extra que agravarán la situación y que podrían afectar a la tasa de crecimiento del transporte de contenedores.

El pasado mes, la consultora especializada Drewry redujo al 3% sus estimaciones para el crecimiento global de contenedores, que inicialmente se había fijado en el 3,9%. 

Dicha reducción venía motivada por las preocupaciones por una ralentización de la economía avivada por las “crecientes tensiones geopolíticas”, y por “el reto impuesto por las nuevas regulaciones de emisiones” al que se enfrenta la industria.

“La inestable situación que rodea al Brexit y a la guerra comercial entre China y Estados Unidos continuará causando incertidumbre y afectando a los volúmenes” sostiene Klaus Lysdal,

vicepresidente de operaciones en iContainers.

“‘Pero esta temporada alta también tendremos que considerar la IMO 2020 y el Año Nuevo Chino 2020, que comenzará más pronto. Podemos esperar que estos dos factores desestabilicen las cadenas de suministro intensamente.”

La IMO 2020 y el Año Nuevo Chino 2020

iContainers alerta de que el punto culminante de esta feroz temporada alta se alcanzará probablemente a final de año, momento en el que las navieras comenzarán a preparar sus barcos para la IMO 2020.

“Entre el final del tercer trimestre y el inicio del cuarto llegará la hora de la verdad. Las navieras empezarán a instalar depuradores en los buques para cumplir con la nueva regulación, coincidiendo con el momento en que todas las empresas se disputan el reducido espacio en los buques para enviar sus cargas antes de las vacaciones”, afirma Lysdal.

“Por si esto fuera poco, el Año Nuevo Chino empezará más pronto y añadirá presiones adicionales. La urgencia por dejar todo cerrado antes de que los barcos y los proveedores chinos estén al completo causará estragos más allá de las complicaciones diarias propias de la temporada alta de transporte marítimo.”

Baja la escasez de transporte terrestre en Estados Unidos

A pesar de la sombría previsión, el transitario online sostiene que esta temporada alta habrá un aspecto positivo.

Debido a una caída en la demanda y a un aumento en los pedidos de vehículos, EE.UU. parece estar recuperándose de la escasez de transporte terrestre y los problemas de capacidad vividos en años previos.

“Operacionalmente hablando, la situación general ha mejorado. No tendríamos por qué sufrir una escasez de transporte terrestre como la del año pasado”, afirma Lysdal.

“Quedan problemas por resolver y aún hay zonas en las que hace falta reservar el transporte al menos con una semana de antelación. Pero la situación es más manejable y los expedidores ya están acostumbrados, por lo que cada vez son menos los que esperan formalizar una reserva y organizar la recogida de un dia para otro.”