Hapag-Lloyd introducirá nuevos recargos por el aumento de los costes del combustible en 2019

Desde la naviera, aseguran que han buscado el sistema más justo para el reparto de los gastos, a partir de un cálculo transparente y comprensible de los costes del combustible.

La naviera Hapag-Lloyd ya está preparándose para cumplir con los nuevos límites de azufre para el combustible marino establecidos por la Organización Marítima Internacional, OMI, que supondrá un gran paso para la reducción de la huella de carbono de la industria marítima.

A partir de 2020, la mayoría de buques utilizarán combustibles bajos en azufre, dado que se ha demostrado que es la solución más efectiva a corto plazo para cumplir con las demandas de la OMI. Al mismo tiempo, esto supondrá un importante incremento de los costes en combustible, estimado en unos 60.000 millones de dólares anuales (52.319 millones de euros).

Asumiendo que la diferencia entre los que tienen un alto contenido de azufre, HSFO, y los que lo tienen bajo, LSFO, será de unos 250 dólares por tonelada (217 euros),  el operador alemán estima que sus costes adiciones rondarán los 1.000 millones de dólares (871 millones de euros) en los primeros años.

Nuevo mecanismo

Para compensarlo, introducirá un nuevo mecanismo de recuperación de los costes del combustible, que será implementado de forma gradual a partir del 1 de enero de 2019 y reemplazará a los actuales recargos relacionados con esta materia.

Desde la naviera, aseguran que han buscado el sistema más justo para el reparto de los gastos, a partir de un cálculo transparente y comprensible de los costes del combustible en el que se tienen en cuenta varios parámetros, como el consumo diario de un buque, los tipos de combustible y sus precios, los días en que las embarcaciones están en puerto y los que están navegando, y los contenedores transportados.

No obstante, Hapag-Lloyd sigue analizando otras opciones tecnológicamente viables para la reducción de emisiones. Por ello, trabaja en la conversión de un buque al GNL y en la integración de ‘scrubbers‘ en otros dos, lo cual se llevará a cabo a lo largo de 2019.

Fuente : Cadena y Suministro