GUPC devuelve al Canal de Panamá 547,9 millones de dólares tras un laudo arbitral

El Canal de Panamá informó hoy que ya recibió los 547,9 millones de dólares que le adelantó en 2009 a Grupo Unidos por el Canal (GUPC) para ejecutar las obras de ampliación y que un tribunal de arbitraje ordenó devolver la semana pasada al consorcio liderado por la española Sacyr.

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP), el ente autónomo que gestiona la ruta interoceánica, indicó en un comunicado que “ha ejecutado exitosamente las tres cartas de crédito emitidas por dos bancos de la localidad (…) para garantizar el pago de los adelantos iniciales otorgados a GUPC”.

La Cámara Internacional de Comercio (ICC) de Miami (Estados Unidos) dictó el pasado 12 de diciembre un laudo que obliga a GUPC a devolver al canal 847,6 millones de dólares que había recibido como anticipos para ejecutar las obras, de los cuales 547,9 millones de dólares fueron adelantados en 2009 y 299,6 millones en 2014.

El administrador de la vía acuática, Jorge Luis Quijano, explicó la semana pasada que el laudo determina que los anticipos de 2009 y sus correspondientes intereses (13,1 millones de dólares) debían pagarse “inmediatamente”, mientras que otro tribunal en Londres debe decidir en el primer trimestre de 2019 la fecha “exacta” de pago de los adelantos de 2014.

La ACP apuntó en el comunicado de este lunes que “también ha iniciado la ejecución de la carta de crédito para garantizar el pago los 13,1 millones de dólares que le adeuda GUPC en concepto de intereses de los adelantos iniciales y espera recibir durante los próximos días el pago completo”.

“La Autoridad continuará ejerciendo todas las acciones y recursos legales a su alcance para el cobro íntegro y sin demora de estas sumas de dinero adeudadas por el Contratista y sus accionistas en virtud del Contrato y de este laudo arbitral”, agregó la nota.

Quijano aclaró la semana pasada que el consorcio quería devolver los adelantos una vez se solucionaran en otros tribunales de arbitraje los reclamos por los millonarios sobrecostos en los que se incurrió durante la construcción de las esclusas, pero dijo que eso no estaba contemplado en el acuerdo y que GUPC tenía que haber devuelto todo en junio de este año.

El consorcio GUPC, integrado por Sacyr, la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA, se adjudicó en 2009 el contrato de diseño y construcción de las nuevas esclusas (inauguradas en junio de 2016) por valor de 3.118 millones de dólares, pero el costo final ha resultado ser mucho más alto.

El pasado julio se conoció que el consorcio había elevado a la fase de arbitraje reclamaciones por valor de 5.393 millones de dólares y de los que quedaban por resolverse disputas por valor de 5.199 millones de dólares.

Por el canal, construido por Estados Unidos a principios del siglo pasado y traspasado a Panamá el 31 de diciembre de 1999, pasa cerca del 6 por ciento del comercio mundial y se conectan más de 140 rutas marítimas y 1.700 puertos en 160 países distintos.

Fuente : Agencias EFE