FMI baja proyección de Perú más que resto de Alianza del Pacífico

El Fondo ajustó a la baja las proyecciones de crecimiento mundial que había estimado en abril. En el caso del Perú, el ajuste fue de 3.9% a 2.6%.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) reajustó a la baja sus proyecciones de crecimiento mundial a 3.0% para este año, la tasa más baja desde 2008-09 (crisis financiera internacional) y menor en 0.3 puntos porcentuales que la proyección que dio a conocer en abril del presente año.

Entre los países de la Alianza del Pacífico (AP) el FMI ajustó a la baja su proyección de crecimiento para este año sa todos los países de la Alianza del Pacífico (AP), y al que más rebajo fue al Perú, (de 3.9% a 2.6%), seguido por México (de1.6% a 0.4%), Chile (de 3.4% a 2.5%) y Colombia (de 3.5% a 3.4%).

La rebaja se produce en un contexto en el que, tras la desaceleración del crecimiento mundial registrada en los últimos tres trimestres del 2018, el ritmo de la actividad ha continuado débil; en particular porque “las crecientes tensiones comerciales y geopolíticas han agudizado la incertidumbre que rodea el futuro del sistema de comercio mundial y la cooperación internacional, perjudicando la confianza de las empresas”.

En el caso del Perú, la nueva tasa de crecimiento proyectada por el FMI (2.6%) en octubre, resulta la más baja, con relación a las que recientemente proyectaron el BCR, el MEF y el consenso de analistas del LatinFocus Consensus (ver tabla).

proyeccion-fmi

Cabe recordar que la ministra de Economía, María Antonieta Alva, quien ratificó el 3% de crecimiento del PBI para este año, reconoció que sí existe un “sesgo a la baja” y que la razón principal de este sesgo es el deterioro de las condiciones internacionales.

Perspectivas 2020

Para el 2020, el FMI prevé que el crecimiento mundial repunte a 3.4% (que sin embargo implica una revisión a la baja de 0.2 puntos porcentuales respecto a abril), más que nada gracias a la mejora proyectada del desempeño económico de varios mercados emergentes de América Latina, Oriente Medio y economías emergentes y en desarrollo de Europa. En el caso del Perú, prevé un crecimiento de 3.6%, que resulta la tasa más alta (junto con Colombia) de los países de la AP y de los países sudamericanos, excepto Paraguay (4%) y Bolivia (3.8%).

Sin embargo, teniendo en cuenta la desaceleración proyectada en China y Estados Unidos y los riesgos a la baja, el ritmo de la actividad mundial bien podría resultar ser más moderado, advierte el FMI, lo que afectaría el crecimiento de nuestros países.