Firman acuerdo para combatir la pesca ilegal del calamar gigante en aguas internacionales

Acuerdo dará énfasis al ordenamiento sustentable de los recursos que trascienden los límites de jurisdicción de los estados costeros.

El Comité Para el Manejo Sustentable del Calamar Gigante del Pacífico Sur (Calamasur) y la Organización Para la Protección de los Recursos del Atlántico Sudoccidental (OPRAS) firmaron un Memorándum de Entendimiento a través del cual se buscará darle un marco adecuado y forma expresa a la cooperación entre ambas organizaciones en la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) en todos los espacios marítimos, en alta mar y aguas internacionales.

Calamasur es integrada por actores productivos de Chile, Ecuador, México y Perú, mientras que OPRAS, junto al Sindicato Do Armadores e Das Industrias de Pesca de Itajai e Regiao do Brazil (SINDIPI), son miembros constituyentes de la Comisión Privada para la Pesca Sustentable del Atlántico Sudoccidental.

El acuerdo dará énfasis al ordenamiento sustentable de los recursos que trascienden los límites de jurisdicción de los estados costeros y que por su carácter migratorio son junto a las especies que componen el ecosistema, objeto de una explotación irregular y depredatoria por parte de las flotas extranjeras que pescan a distancia.

En el caso de los calamares en la región sudamericana, ambas instituciones buscan la consistencia y la compatibilidad de las medidas de conservación y explotación que aplican a los recursos y a sus buques y a las que deben regir fuera de ellas, en aguas internacionales donde usualmente no reciben el mismo grado de protección.

El acuerdo fue suscrito por Alan Mackern, Presidente de OPRAS y Alfonso Miranda, presidente de Calamasur el día 22 de julio de 2020.

Envíos superan los US$ 85 millones

El presidente de Calamasur, Alfonso Miranda reveló que 435 embarcaciones pesqueras de China operan en las 200 millas marinas de nuestro país y extraen Calamar Gigante para luego, trasladarlo a su país para su procesamiento respectivo.

Estimó que anualmente dichos buques extraen unas 50 mil toneladas anuales y tras su debido procesamiento, sus niveles de exportación superaría los US$ 85 millones por año.

Las 435 embarcaciones chinas operan fuera de litoral de Brasil, Argentina, Chile y Ecuador, mientras que en Perú extraen el referido recurso marino dentro de las 200 millas.

Fuente : Gestion