Este mes, Mina Justa recibirá luz verde por expediente técnico de puerto

Desarrollo Portuario en Marcona.

Para este año se espera la puesta en ejecución y actividades de inversión en al menos siete terminales portuarios en el país, lo que significará un compromiso de inversión en conjunto de unos US$ 1,230 millones, señaló la Autoridad Portuaria Nacional (APN).

El presidente de directorio de la entidad supervisora, Édgar Patiño, manifestó que el terminal de Pisco, a cargo de Terminales Portuarios Paracas, está trabajando según los plazos establecidos en que se están haciendo las ampliaciones de los muelles. Estas obras comprenden unos US$ 300 millones. La APN refiere que estas instalaciones están dentro del expediente técnico.

Por el lado de trabajos de inversión portuaria de carácter privado, se cuenta con el proyecto Mina Justa (Marcona) instalación de alrededor US$ 150 millones donde se recibirá ácido sulfúrico. Patiño estimó que a fines de este mes se dará la aprobación del expediente técnico para tener un nuevo terminal multiboyas.

“A partir de esta aprobación comienzan las obras marítimas, que son un terminal multiboyas, y una infraestructura para descargar ácido sulfúrico, que es importante para la mina de cobre”, indicó. Enfatizó que para el 2020 Mina Justa (unos US$ 1,500 millones de inversión) ya produciría cobre. Empresas como Repsol también están en trabajos de inversión portuaria, enfocada en la instalación de una futura monoboya con una inversión de US$ 100 millones en el mar de Ventanilla (Callao).

El presidente de la APN señaló que la instalación llegó a inicios de este año y para julio próximo se encontrará en actividad. Esta monoboya permitirá cargar y descargar combustible a embarcaciones en alta mar, debido a que el mar de Ventanilla tiene oleaje anómalo y genera dificultades de desembarco en puerto.

Dentro de los nuevos proyectos portuarios que están en proceso, en coordinación con ProInversión, se encuentra San Juan de Marcona (por US$ 350 millones) y los desarrollos de Chimbote (US$ 100 millones) y Etén, en Lambayeque (US$ 120 millones). Patiño espera que este año se tenga la declaratoria de interés de al menos dos de estos terminales. “Están caminando de acuerdo a su cronograma.

El sector transporte está cumpliendo con todo lo que le corresponde al Estado en estas asociaciones público-privadas”, dijo. Agregó que el Grupo Romero ya culminó el dragado del terminal multipropósito de Salaverry (ver nota vinculada) que implica US$ 110 millones en una primera etapa. En marzo, la empresa presentará a la APN un expediente técnico de ampliación de muelle y nuevos almacenes.