Este es el procedimiento ante el coronavirus para atender a las embarcaciones que arriben a los puertos peruanos

No ingresarán directamente al muelle del terminal marítimo, según disposición de Sanidad Marítima Internacional. Si en la nave hay infectados con Covid-19, será puesta en cuarentena.

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), mediante su organismo técnico especializado la Autoridad Portuaria Nacional (APN), trabaja en conjunto con la Dirección de Sanidad Marítima Internacional, las Direcciones Regionales de Salud y el Ministerio de Salud (Minsa) para atender a los tripulantes y pasajeros de las naves que sean sospechosos de portar coronavirus.

Según el reglamento de recepción y despacho de naves, el capitán deberá anunciar su arribo con 24 horas de anticipación a través de su agente marítimo. Y esta última hará lo propio ante las autoridades competentes mediante el sistema de la Ventana Única de Comercio Exterior (VUCE).

Luego, el proceso para recibir e inspeccionar a la nave se realizará de la siguiente manera:

  1. El capitán informará sobre el estado de salud de la tripulación y los pasajeros, así como la lista de los últimos diez puertos donde realizó escala. También detallará los cambios de tripulación en los puertos donde se hicieron paradas, la nacionalidad y procedencia de los tripulantes de la nave, entre otra información.
  2. Las naves que anuncien su arribo a los puertos del país deberán permanecer (fondear) en bahía antes de su ingreso al muelle, donde se realizan las operaciones de carga y descarga.
  3. Los especialistas de Sanidad Marítima Internacional (SMI) se dirigirán en una embarcación hacia la nave fondeada en bahía. Una vez a bordo, inspeccionarán a la tripulación y/o pasajeros para determinar la existencia de algún caso sospechoso de COVID–19. Cabe señalar que las zonas de fondeo en dicha área se encuentran alejadas a varios kilómetros de los muelles. Para el caso del Terminal Portuario del Callao, la bahía se encuentra a una distancia aproximada de ocho kilómetros.
  4. Si no hay ningún posible portador de la enfermedad, se otorgará la libre plática a la nave, lo cual autoriza su ingreso al muelle para que realice sus operaciones. Si se halla un caso sospechoso de coronavirus, el personal médico de SMI lo atenderá y determinará su traslado a un centro de salud. En tanto, la nave permanecerá en bahía de manera preventiva. De confirmarse un caso de portador de coronavirus en la nave, SMI dispondrá que la nave fondee en el área de cuarentena establecida por la Autoridad Marítima.