El tercer canal de Panamá recién inaugurado tiene una vida útil de cien años

En su construcción trabajaron 1,100 personas y se utilizaron 175.760 metros cúbicos de concreto, 36.000 toneladas de acero reforzado, 14,2 kilómetros de pilotes y 16.000 toneladas de tirantes.

El puente Atlántico, de 4.6 kilómetros de longitud, ostenta a la vez el récord mundial como el atirantado de concreto a cuatro carriles con la luz -espacio entre las columnas centrales- más larga del mundo: 530 metros, de acuerdo con la información oficial.

La estructura beneficiará a unos 40,000 habitantes de la Costa Abajo (norte) de la provincia de Colón, repartidos en 495 comunidades.

 El puente de concreto que empezó a construirse en el 2013 a cargo de la francesa Vinci, con un costo inicial de US$ 365.9 millones, pero tras modificaciones aumentó a los 379 millones de dólares.

En su construcción trabajaron 1,100 personas y se utilizaron 175,760 metros cúbicos de concreto, 36,000 toneladas de acero reforzado, 14.2 kilómetros de pilotes y 16,000 toneladas de tirantes.

El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, indicó que la megaestructura consolidará el desarrollo de la provincia de Colón en el ámbito comercial y turístico.

“A la ACP le llevo 10 años en todo la planificación, estudios, diseños y realización del puente, y hemos acertado en la construcción que va a traer sostenibilidad a la Costa Abajo de Colón”, dijo el administrador.

Cien años de vida

El puente ubicado a unos tres kilómetros al norte de los complejos de las esclusas de Gatún y Agua Clara, tiene una vida útil de unos 100 años para el puente principal y 50 años para los viaductos de aproximación.

Este proyecto beneficiará a las personas de la Costa Abajo de Colon, que por años vivieron aislada por no tener una conexión ininterrumpida al interponerse en su camino el cauce del Canal, por donde hoy pasa el 6 % del comercio mundial.

La Autoridad del Canal, que administra la obra, indicó que traerá beneficios como la conexión permanente con el resto del país, la mejora sustancial de la calidad de vida, la revalorización de la tierra y el incentivo turístico.

Ahora las personas que se dirijan al extremo atlántico por el puente podrán apreciar a una altura de 75 metros sobre el agua la trocha dejada por el fallido intento de Francia de construir un paso interoceánico en 1880, la esclusa inaugurada en 1914 y el ensanche de los rieles del Canal de Panamá inaugurado en 2016.

Sobre el Canal de Panamá también pasan el Puente de las Américas (1962) y el Puente Centenario (2005), ambos en el sector Pacífico.