El Programa de Control de Contenedores de Naciones Unidas recibe el premio BIC 2018

Entregado por la Cámara Internacional de Contenedores.
El CCP ayuda a los organismos correspondientes a detectar mercancías prohibidas, como armas, drogas, medicamentos falsos o sin licencia, y cualquier producto que se utilice para el contrabando.

La Cámara Internacional de Contenedores, BIC, ha entregado su premio anual, correspondiente al año 2018, al Programa de Control de Contenedores lanzado por la Organización Mundial de Aduanas, WCO, y la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, UNODC.

El CCP, por sus siglas en inglés, ayuda a reforzar la seguridad de la cadena de suministro internacional y afrontar las amenazas relacionadas con la carga marítima, terrestre y aérea. Además, contribuye a mejorar la cooperación entre las autoridades nacionales y el sector privado, como los operadores portuarios o las navieras.

El CCP ayuda a los organismos correspondientes a detectar mercancías prohibidas, como armas, drogas, medicamentos falsos o sin licencia, y cualquier producto que se utilice para el contrabando, que se haya obtenido a partir de delitos ambientales o que viole la ley de propiedad intelectual. 

Operativo en 50 países

Se ha seleccionado para el premio por su demostrada capacidad para mejorar la seguridad y reducir el contrabando en el transporte de contenedores. Actualmente, está operativo en 50 países y se está empezando a utilizar en otros 12, con lo que en total desde 2004 se han instalado más de 80 Unidades de Control Portuario y de Control Aéreo.

Todas ellas están interrelacionadas a través de una aplicación segura, desarrollada por la WCO, llamada ContainerComm, que les proporciona acceso a una gran variedad de información útil para monitorizar e identificar los contenedores de alto riesgo, verificar los números de identificación y enviar alertas.

Fuente : Cadena y Suministro