El Perú sería el menos vulnerable de la región ante menor liquidez mundial

El 2019 será un buen año para los mercados de renta variable de Latinoamérica, incluyendo el del Perú, según gestores de portafolios de inversión.

Los inversionistas incrementarán su posicionamiento en activos de renta variable de la región el próximo año. Y el Perú será uno de los más beneficiados gracias a su ciclo de inversión privada, al fortalecimiento de su consumo privado y al dinamismo de la economía peruana.

“Las compañías [en Latinoamérica] van a enfrentar una ola de inversiones. En algunos países la inversión será impulsada por metales, en otros por petróleo, infraestructura e inversión pública”, señaló Felipe Gómez, director de Ashmore Colombia, en Investor Conference 2018, evento organizado por Credicorp Capital.

Si bien los inversionistas están muy positivos con las alternativas en la región, habrá mucha selectividad en sus decisiones. “Estoy muy positivo en toda la región, pero las inversiones dependerán del precio de los activos. Nos gusta comprar muy barato”, indicó Tufic Salem, gestor de portafolio de HDI Capital. Las dinámicas en las economías de la región serán diferentes debido a las distintas valoraciones en los mercados. “No creo que Argentina esté en el precio correcto. El atractivo de Brasil dependerán del resultado en sus elecciones”, añadió Salem.

Los flujos retomarán dinamismo luego de un 2018 en el que el panorama internacional se deterioró inesperadamente por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China. La región se vio afectada. “El 2018 ha sido un año sorpresivo. El mercado está incorporando en las valorizaciones de los activos un escenario bastante adverso”. explicó Brian Chase, gestor de portafolio y jefe de research en Itau Unibanco. Actualmente hay valorizaciones muy baratas y atractivas, según Chase.

MENOR LIQUIDEZ EN EL FUTURO

Los mercados demuestran una diferencia entre las valorizaciones de los activos emergentes y desarrollados. Los títulos emergentes se negocian a descuentos importantes pese que a futuro sus compañías tendrán un mayor crecimiento. La incertidumbre sobre cómo los Bancos Centrales de los países desarrollados revertirán el exceso de liquidez en los mercados supone riesgos para algunos gestores de portafolios.

Sin embargo, esto no sería perjudicial para los mercados emergentes. El Perú sería el menos vulnerable ante un escenario de menor liquidez en la región. “Podemos tener dos escenarios: que las economías desarrolladas logren recortar la liquidez sin que se genere inflación y no haya ningún problema —algo que parece difícil de alcanzar—, o que se recorte el estímulo y se genere inflación y desaceleración económica”, según Gómez. “En cualquiera de los dos escenarios, los activos emergentes se verían beneficiados. Si EEUU sigue bien y el resto de desarrollados siguen bien, su crecimiento impulsará a los emergentes. De lo contrario, el mayor atractivo de los emergentes no será tanto por ellos, sino por el deterioro de la calidad de los desarrollados”, añadió.