Cyberseguridad en la industria marítima: el futuro está aquí

Entrevista exclusiva con analista de shipping internacional Pascal Ollivier.

Con la evolución hacia la digitalización en todas las áreas del mundo, la industria marítima no es la excepción, sujeta a todos los pros y contras de agregar tecnología digital a sus operaciones. Desde grúas operadas remotamente, operaciones automatizadas y muchas otras nuevas maneras de incorporar tecnología que no solo facilitan el trabajo, sino que también dejan la puerta abierta a otros peligros: hacking. La vulnerabilidad de los sistemas y plataformas ha convertido a la cyberseguridad en un tema fundamental para las compañías, quienes están haciendo grandes inversiones en maneras de proteger su infraestructura digital y la información que contienen.

MundoMaritimo conversó en exclusiva con el analista internacional y experto de la industria del shipping Pascal Ollivier para conocer más sobre las tendencias actuales en cyberseguridad y cómo aplicarlas. Las alianzas público-privadas son clave para crear políticas de cyberseguridad marítimo-portuarias, según indica el especialista, quien destaca además que en los últimos dos años dos navieras (Maersk & Cosco), un freight forwarder (Fedex) y dos puertos internacionales (Barcelona & San Diego) fueron sujetos de cyberataques que pusieron en peligro su información y procesos. “Debe existir una estrategia defensiva y ofensiva para repeler ataques cybernéticos”, explica Ollivier.

Cyber-inteligencia

El analista francés utiliza la estrategia militar de su país como medida ejemplificadora contra el cybercrimen. Desde 2013, “la defenasa francesa ha creado más de 3.000 cyberguardias, conformando un ejército especialmente diseñado y entrenado para proteger la cyberinfraestructura”, explica, gracias a la promulgación de la ley militar de programación lanzada en 2019.

Los Estados Unidos también ha implementado una estrategia similar para proteger los cyberactivos a través de la agencia de seguridad de infraestructura y ciberseguridad (CISA), la cual apunta a “una cyberestrategia nacional para acelerar el desarrollo de la infraestructura marítima cyber-resiliente”. En Dinamarca se puso en acción una unidad de ciberseguridad luego de los ataques a Maersk en 2017.

Gobiernos en acción

Pero los esfuerzos privados ciertamente no son suficientes y deben estar integrados con recursos públcios. “Es fundamental, desde el punto de vista del intercambio comercial, que los gobiernos tomen acción para proteger a esta actividad económica desde todos los ángulos”, dice Ollivier, haciendo un llamado a políticas públicas de cyberseguridad que sean aplicables a puertos y negocios de comercio exterior.

La Unión Europea puso en marcha un acta de cyberseguridad en junio de 2019. Pero para que iniciativas como esta prosperen, el sector privado debe estar en sincronía con sus propias estrategias. Por ejemplo, ni las autoridades porturias ni las comunidades portuarias han diseñado o implementando estrategias de cyberseguridad, por lo tanto, están desprotegidos. “Una enmienda al código del ISPS es importante para la seguridad física y cybersguridad”, dice Ollivier, quien además revela que a marzo de 2020 se espera que haya noticias sobre este frente por parte de la OMI y sus estados miembro para integrar la arista cyber a sus políticas.

Por MundoMaritimo