¿Cuál será el impacto de la reactivación del e-commerce en el sector ‘retail’? ¿Podrá evitar su caída este año?

Mientras que las puertas de gran parte de las tiendas físicas del comercio minorista moderno (tiendas por departamento, home centers, especialistas, boutiques, entre otras) continúan cerradas, las del canal ‘online’ se abren. Esto luego que el Gobierno diera luz verde, aunque de forma parcial, al denodado pedido de los ‘retailers’ para operar bajo esta modalidad.

Pero, ¿podrá el e-commerce contener la caída del ‘retail’ este año, considerando que su participación en las ventas de este sector aún es incipiente?

Leslie Passalacqua, presidenta del Gremio de Retail y Distribución en la Cámara de Comercio de Lima (CCL), considera que el comercio electrónico ayudará, pero no evitará el descenso. Asegura que son muchas semanas sin vender y el regreso, a partir de junio próximo, aún será paulatino. “A las empresas les queda recuperar en algo el 60% de las ventas que, tradicionalmente, se da en el segundo semestre del año”, señala.

Antonio Castro, socio en The Retail Factory, coincide en que la norma que permite la reanudación de operaciones [que ha sido calificada como discriminatoria por algunos especialistas porque solo da luz verde a las empresas que hayan facturado como mínimo S/3 millones en el 2019] podrá mitigar el impacto pero no de manera significativa, ya que el comercio electrónico solo representa entre el 2% y 5%, aproximadamente, de los ingresos de las cadenas que lo han implementado.

Sin embargo, es una oportunidad para hacer flujo de caja y liberar stocks. No en vano, los ‘retailers’ del mundo físico como Falabella, Ripley, Sodimac, los especialistas como el grupo EFE (Curacao y Efe) han apostado y están concentrando sus esfuerzos e inversiones en el ‘online’,

El comercio electrónico solo representa entre el 2% y 5%, aproximadamente, de los ingresos de las cadenas de 'retail' que lo han implementado

El comercio electrónico solo representa entre el 2% y 5%, aproximadamente, de los ingresos de las cadenas de ‘retail’ que lo han implementado

Del 2013 hasta el 2019 el ‘retail’ en el Perú casi cuadriplicó su valor total en e-commerce, pasando de S/ 611,6 millones a S/2.339 millones. Ropa y calzado, electrónica de consumo y productos multimedia fueron las categorías líderes el año pasado, según Euromonitor International.

En tanto, las ventas del comercio moderno el 2019 alcanzaron los S/39.382 millones, según la Encuesta de grandes almacenes, supermercados y tiendas especializadas elaborada por el Ministerio de la Producción.

PANORAMA

Pese a los pasos agigantados que da el comercio electrónico, las cartas parecen ya estar echadas para el ‘retail’. El COVID-19 hará que el sector comercio en general (que incluye la venta al por mayor y menor en el canal moderno y tradicional, y la de autos) experimente este 2020 un retroceso de 5,9%, considerando un estimado de –10% del PBI total, revela el economista y consultor internacional, César Peñaranda.

“Esta será la peor caída del rubro en el último siglo. No obstante, será el segundo con menor tasa negativa, luego del agropecuario (–5

,5%)”, rescata.

Este comportamiento se debe a que es una de las pocas actividades que –en el marco del aislamiento social obligatorio– ha continuado parcialmente activa, este es el caso de los supermercados, las tiendas de descuento, las farmacias, entre otros formatos, explica.

Los supermercados durante esta cuarentena, por ejemplo, han incrementado sus ventas virtuales en tres dígitos, pasando de un 3% a representar el 10% de sus ventas totales por tienda, lo cual ha generado que aumenten sus costos porque han tenido que incrementar su propia planilla y contratar a terceros para el proceso de ‘picking’, detalla Alberto Barnechea, gerente general en Clase Retail. “Esta situación los ha complicado porque no estaban preparados”, asegura.

Recordemos también que las ventas de este formato en la primera quincena de abril cayeron 5%, ante las mayores restricciones del Gobierno y la menor demanda por productos ‘non food’ (electro, hogar y textil), según el estudio de Lock & Asociados.

Las ventas de los supermercados o en la primera quincena de abril pasado cayeron 5%, ante las mayores restricciones del Gobierno y la menor demanda por productos ‘non food’ (electro, hogar y textil), según el estudio de Lock & Asociados.

Las ventas de los supermercados o en la primera quincena de abril pasado cayeron 5%, ante las mayores restricciones del Gobierno y la menor demanda por productos ‘non food’ (electro, hogar y textil), según el estudio de Lock & Asociados.

Para Samuel Revilla, gerente de KUNA (Grupo Inca), el impacto específico en el ‘retail’ textil será considerablemente alto. “Aunque soy optimista por naturaleza, hoy tengo que ser muy realista. Para muchos negocios, la temporada de otoño/invierno 2020 está prácticamente perdida”, afirma.

Asegura que los clientes demorarán en regresar a las compras habituales por temor al contagio, y durante este tiempo los ‘retailers’ tendrán que ajustar al máximo el gasto de operación, concentrarse en diseñar buenas estrategias de producto y valor, revisar las condiciones de arrendamiento y ajustarlas a la nueva realidad de consumo, siguiendo muy de cerca indicadores como ratios de conversión y flujo de ingreso.

Para el ‘retail’ textil el impacto será considerablemente alto. Para muchos negocios, la temporada de otoño/invierno 2020 está prácticamente perdida, afirma el gerente de KUNA, Samuel Revilla. (Foto: Difusión)

Para el ‘retail’ textil el impacto será considerablemente alto. Para muchos negocios, la temporada de otoño/invierno 2020 está prácticamente perdida, afirma el gerente de KUNA, Samuel Revilla. (Foto: Difusión)

“Lo cierto es que la experiencia de compra no será la misma y los clientes van a preguntarse si vale la pena entrar o no a una tienda. Tendrán preocupación por tocar un producto, se preguntarán si la tienda está desinfectada, o si el vendedor se lavó las manos antes de atenderlos. Será un año con caídas importantes en ventas y en algunos casos por encima del 60%”, enfatiza.

MIRA: Comercio electrónico: evolución y desafíos de la gran esperanza de los negocios peruanos

La actual crisis desatada por el coronavirus también le ha pasado factura a las tiendas especialistas de electrodomésticos. El CEO del grupo EFE, José Antonio Iturriaga, comenta a Día1 que solo entre marzo y abril dejaron de vender alrededor de S/200 millones en su división ‘retail’.

La misma situación enfrentan los centros comerciales. Estos grandes complejos y las marcas que estos albergan son quizá los que mayores dolores de cabeza tienen. Aunque la reanudación de sus actividades sería a partir del próximo mes, estos operarán con la mitad del aforo que solían tener y, evidentemente, con todas las medidas de seguridad que se exigen.

Esta nueva realidad provocará que las ventas de los ‘malls’ probablemente caigan entre 40% y 50%, pasando de mover S/29.400 millones a solo S/14.700, indica Juan José Calle, gerente general del Jockey Plaza.

Comenta que la Asociación de Centros Comerciales y de Entretenimiento del Perú (Accep) ya tiene listo su propio protocolo de bioseguridad para cuando el Gobierno les dé de alta.

Es previsible, además, que el temor al contagio hará que la gente no acuda de manera inmediata a estos complejos, pero también porque habrá mayor racionalidad en el gasto y se priorizará más la compra de productos de primera necesidad. “Recordemos que el bolsillo de los peruanos ya está golpeado y seguirá estándolo. Mientras que los que puedan preferirán ahorrar”, sostienen César Peñaranda y Antonio Castro.

SALIDAS Y RETOS

Lo que queda es reinventarse y adaptarse a esta nueva realidad y trabajar en conjunto, dice Leslie Passalacqua.

Los ‘retailers’ pequeños o que recién incursionan en el e-commerce tendrán que trabajar de la mano de los ‘marketplaces’ o de los centros comerciales que están viendo la manera de convertirse en su plataforma de venta, precisa.

Platanitos, por ejemplo, ha sumado a su oferta ‘online’ los productos de Casaideas y el objetivo es seguir sumando más ‘retailers’, señala su director, Pedro Mont. Para el ejecutivo el gran reto es cómo trasladar un producto de un punto a otro en el menor tiempo posible y de forma segura. En ese sentido, la entrega en ‘lockers’ es una gran alternativa para minimizar el contacto, acota.

Platanitos lanzó una nueva app al mercado peruano. Platanitos.com facilitará las compras y reducirá el tiempo de entrega de los productos. Para esto último, la compañía creó los Elocker.

Platanitos lanzó una nueva app al mercado peruano. Platanitos.com facilitará las compras y reducirá el tiempo de entrega de los productos. Para esto último, la compañía creó los Elocker.

Hay muchas cosas por desarrollar, dice Alberto Barnechea. “Los que logren capitalizar más las ventas del comercio electrónico serán los ‘retailers’ que mejor se alineen a las expectativas del consumidor, ya que la experiencia de compra en una tienda física es distinta a la compra online”, detalla.

En este canal, el cumplimiento de los tiempos de entrega y la vigilancia de los precios (por lo menos cada dos horas, a fin de que sean competitivos respecto a los demás) son claves, confiesa. Esto recién empieza, al final el gran ganador será el consumidor.