Contraloría creará metodología para calcular el impacto de la corrupción a nivel patrimonial

Esta actividad lo realizará desde el próximo año con apoyo de la academia. Se estima en casi S/ 17,000 millones que se pierden en el presupuesto.

El efecto más pernicioso de la corrupción y la inconducta funcional es la desconfianza de la población hacia sus autoridades, lo que es tremendamente peligroso para la estabilidad de un estado constitucional de derecho, aseveró el contralor Nelson Shack.

“El efecto más pernicioso de la corrupción sobre nuestra nación se da en la esfera política, en esa desconfianza que se ha generado en la ciudadanía en relación a sus autoridades. La gente ya no confía y está cansada”, enfatizó Shack Yalta.

 Asimismo, precisó que la corrupción en los países de América Latina no son actos aislados, sino que los sistemas públicos no han logrado inocularse de una vacuna que les permita evitar ser contagiados de esta lacra social, capaz de penetrar hasta el vértice del poder político.

Dijo también que los efectos devastadores de la corrupción y la inconducta funcional se dan también en la vida social y económica de una nación, afectando la capacidad potencial de crecimiento de su economía.

Indicó que aunque se estima que son casi S/ 17,000 millones los que se pierden por la corrupción en el presupuesto peruano, en el 2020 el órgano de control creará -con ayuda de la academia- una metodología estandarizada para calcular el daño a nivel patrimonial y extra patrimonial.

En el marco de la CAII 2019, el contralor general, Nelson Shack Yalta, y la ministra de Educación, Flor Pablo Medina, suscribieron un Convenio de Cooperación Interinstitucional orientado a desarrollar en los colegios actividades para fortalecer el ejercicio ciudadano, el compromiso social y la lucha contra la corrupción en el marco del programa “Auditores Juveniles”.

El objetivo del convenio es fomentar en los estudiantes y la comunidad educativa el desarrollo de una cultura de participación ciudadana, integridad y de lucha contra la corrupción en los espacios en los cuales se desenvuelven.

Además, sensibilizar a los docentes en el compromiso de desarrollar proyectos innovadores sobre “Veedurías Escolares” para el cumplimiento de los deberes y el respeto a los derechos ciudadanos.