Comunidades indígenas piden la suspensión del proyecto Hidrovía Amazónica

Organizaciones indígenas de Loreto y Ucayali –que representa a más de 14 pueblos indígenas amazónicos- denuncian que el megaproyecto generará graves impactos sociales y ambientales en los ríos Amazonas, Marañón, Huallaga, Ucayali y en el ecosistema amazónico, incluyendo a la población.

Las comunidades indígenas de Loreto y Ucayali –que representa a más de 14 pueblos indígenas amazónicos- demandan al Estado peruano la suspensión definitiva del megaproyecto Hidrovía Amazónica, ya que señalan que generará graves impactos sociales y ambientales en los ríos Amazonas, Marañón, Huallaga, Ucayali y en el ecosistema amazónico, incluyendo a la población.

Cabe precisar que este proyecto ha sido promovido a fin de mejorar la navegabilidad de los ríos de la Amazonía peruana, con un transporte fluvial permanente – 360 días del año, durante las 24 horas del día- a lo largo de 2,678 Km. Sin embargo, las organizaciones indígenas como ORPIO, ORAU Y AIDESEP denuncian que es un proyecto que no ha medido el impacto social y ambiental que tendrían en los pueblos indígenas y ribereños que viven alrededor de los ríos Huallaga, Marañón, Ucayali y Amazonas.

Asimismo, estaría causando impacto en las poblaciones de la ciudad, ya que las ciudades amazónicas también tienen como principal fuente de alimentación el consumo de pescados de la zona.

“Una vez que ellos caven el fondo del río, no creo que el agua del río Ucayali sea como ahora, se va a poner turbia, y cuando se pone turbio, de todas maneras los peces se van a morir: los peces como el piro y doncella desaparecerán y nuestros niños no van a tener que comer. Tal vez va a ocurrir que se caiga el barranco de las orillas porque nada lo sostiene, o tal vez puede suceder una inundación, afectando nuestros cultivos y las comunidades”, manifestó Gidel García de la Comunidad Shipibo Panaillo.

Para el antropólogo Ismael Vega, director del Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica (CAAAP), la actividad más grave es el dragado de los ríos porque afecta de una manera muy seria la dinámica hidrológica del río, es decir el comportamiento de los ríos, el recorrido de los ríos.

“Al removerse los ríos desde abajo, se elevará las sustancias tóxicas, como metales pesados derivados de la gran cantidad de derrames petroleros que ha habido en estos ríos, como es el caso del río Marañón que durante más de 40 años de actividad extractiva se ha contaminado de manera permanente.

Se va a producir un envenenamiento masivo de estos peces y esto sin duda tendría un efecto muy grave en la contaminación de la población indígena y también la población no indígena mestiza de los alrededores que consumen diariamente estos pescados”, advierte Vega.

Fuente : La Republica