¿Cómo afecta el año nuevo chino a los precios del transporte de contenedores?

En 2018, las tarifas han caído un 7% desde 16 de febrero hasta el 6 de marzo, tras la celebración del año nuevo en China, mientras que en 2017 cayeron un 13% en el mismo periodo.

Con la llegada del año nuevo chino, la consultora Xeneta ha realizado un análisis sobre la evolución de los precios del transporte de contenedores en las semanas previas y lo que se espera para los próximos meses.

Antes de la celebración de estas fiestas, las navieras han tenido que hacer algunos cambios para mantenerlos al alza en las rutas entre el Lejano Oriente y el norte de Europa. De media, han pasado de los 1.487 dólares/FEU (1.211 euros) el 1 de diciembre de 2017 a los 1.726 dólares/FEU (1.405 euros) el 16 de diciembre, lo que representa un incremento del 16,1%.

El crecimiento podría haber sido mayor si las navieras hubieran podido aplicar las tasas deseadas, que se situaban entre los 1.900 y los 2.000 dólares (entre los 1.546 y los 1.628 euros) el 1 de febrero.

Aunque el año nuevo chino se ha celebrado más tarde en 2018, el incremento previo de los precios no ha sido muy diferente al de 2017, ya que los cargadores han realizado sus envíos con suficiente antelación teniendo en cuenta el cierre de las fábricas en el país asiático.

Entre el 1 de diciembre de 2016 y el 28 de enero de 2017, las navieras aumentaron los precios un 12,1% en estas conexiones. No obstante, aunque históricamente suelen incrementarlos antes de esta celebración, raramente se mantienen a ese nivel. Tanto es así que entre el 28 de enero de 2017 y el 28 de febrero, cayeron desde los 2.018 dólares (1.642 euros) a los 1.731 (1.409 euros), lo que supone un 14,2%.

En 2016, el descenso fue incluso más notable, ya que entre el 8 de febrero y el 8 de marzo, se redujeron un 39,9% desde los 887 dólares (722 euros) a los 553 (450 euros). Sin embargo, en ese caso la caída fue el reflejo de un mercado mucho más desestabilizado.

Teniendo en cuenta la media de las tarifas entre el Lejano Oriente y el norte de Europa, la volatilidad en los precios se ha reducido de un 28,4% en 2016 a un 5,8% en 2017, un dato positivo para el ‘cash flow‘ de los operadores, aunque esto también supone que los precios no aumentan tan rápidamente tras los descensos.

Mejores condiciones para la firma de contratos

Las cargadores más prudentes han estado estudiando el comportamiento de las tarifas en los últimos años en este periodo. De este modo, los que han firmado contratos a largo plazo con los operadores pueden tener información suficiente para comprender los aumentos y retrocesos, así como su impacto en estas operaciones.

En 2018, las tarifas han caído un 7% desde 16 de febrero hasta el 6 de marzo, una vez terminada la celebración, situándose en los 1.606 dólares (1.306 euros), una disminución menor que la de 2017, cuando se redujeron un 13%.

La situación actual ha motivado que los que están tratando de firmar un contrato a largo plazo en el segundo trimestre estén encontrando mejores condiciones que los que lo han hecho en el primero.

Fuente : Cadena y Suministro