Comercio mexicano se desacelera en la segunda mitad del año

El comercio mexicano se está desacelerando en la segunda mitad de 2018 después de tener un desempeño mejor de lo esperado en los primeros seis meses del año, gracias a la Copa del Mundo.

Las exportaciones se han visto perjudicadas en el tercer trimestre de 2018 debido a que China continúa con las restricciones a importaciones de residuos de reciclaje, lo que hace deslucir otro desempeño saludable de dos dígitos en las importaciones durante el mismo período. Esto se suma a las expectativas de que el comercio mexicano será más lento en 2019 que en 2018.

“Ya estábamos cautelosamente optimistas respecto a la segunda mitad de 2018, pero ahora esperamos que el cuarto trimestre sea más lento que el tercero, lo que hace que la Navidad sea positiva pero más lenta que el año anterior”, señaló Jaap de Mots, Gerente de Comercio y Marketing en Maersk Line para México y América Central.

En el reporte de comercio elaborado por la naviera correspondiente al tercer trimestre de 2018, Jaap de Mots agregó que “probablemente terminaremos un poco por encima de nuestras expectativas iniciales de enero gracias a la Copa del Mundo, pero como esperábamos, la segunda mitad se está desacelerando porque los minoristas ya han acumulado sus inventarios”, agrego.

En el documento, Maersk Line pronosticó que las importaciones y exportaciones europeas y asiáticas totales crecerán un 6% en 2018, mientras que las importaciones aumentarán un 7% y las exportaciones un 4 por ciento. Esto se produce después de que el comercio total de México, incluidas las importaciones y exportaciones con Asia y Europa, aumentó un 8% en el tercer trimestre.

Las importaciones asiáticas y europeas totales ganaron un 12% interanual, mientras que las exportaciones asiáticas y europeas totales disminuyeron un 6% interanual debido a la política de “Espada Nacional” de China sobre la importación de productos de reciclaje y desecho como plásticos (-31% en el tercer trimestre) y minerales, sobrante y cenizas (-28%).

Las importaciones de Asia crecieron en línea con las expectativas de Maersk en el tercer trimestre, con un aumento del 7% gracias al sólido desempeño de segmentos como electrodomésticos y utensilios de cocina con una ganancia del 21 por ciento.

El crecimiento de las importaciones europeas registró una ganancia del 21 por ciento. Artículos como alimentos terminaron con un crecimiento del 70% en el tercer trimestre, mientras que los textiles y prendas de vestir un 30% más fuertes.

También lee: Crean Plataforma de Incidencias al Comercio centroamericano

El comercio intra-Américas todavía logró expandirse en dos dígitos en el tercer trimestre, sin embargo, fue más lento que el desempeño del segundo, que fue mejor de lo esperado. Los desafíos climáticos durante la temporada de huracanes de 2018 (la primera vez que incluyó siete huracanes que fueron subtropicales en algún momento de su ciclo) tuvieron un impacto en la medida que los minoristas redujeron el ritmo antes de Navidad, en línea con los inventarios.

Dicho esto, el comercio con América Central y América del Norte se desempeñó con fuerza, nuevamente. Esto se debe a que la incertidumbre sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte se está desvaneciendo ahora que se firmará un nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá el 30 de noviembre durante una reunión del G-20 en Buenos Aires. Sin embargo, todavía tendrá que ser ratificado por los congresos y el parlamento de los tres países.

Para América del Norte las exportaciones e importaciones crecieron un 32% y 19%, respectivamente, respaldadas por la fuerte demanda de Estados Unidos y los desafíos logísticos en términos de capacidad de transporte de camiones mexicanos, que se verán agravados en 2019. Por el lado del crecimiento, los segmentos que lideran el paquete incluyen muebles de cocina, bebidas y vehículos, así como frutas y frutos secos.

“Hay muchos indicadores saludables y vemos que un nuevo acuerdo comercial de América del Norte fomentará nuevas inversiones a corto plazo en esta región, lo que brindará más oportunidades de crecimiento”, comentó Patricia Pérez Salazar, Directora General de SeaLand para México. Esto ocurre en la medida que las empresas buscan diversificar la forma en que mueven sus productos principalmente a Centroamérica y los Estados Unidos ante la escasez de camioneros.

Te recomendamos: México, Estados Unidos y Canadá firman T-MEC

“Las empresas vieron el problema de la capacidad de transporte por carretera como un problema temporal, pero las crecientes discusiones políticas sobre el tema ponen de relieve que realmente es un problema que se va a quedar. Las cuentas más grandes ahora están diversificando la forma en que transportan sus productos a través de las fronteras mexicanas y están optando cada vez más por el océano. Vimos el inicio de esta tendencia en el trimestre anterior. Lo que esperamos ahora es que esta situación ponga más estrés en la infraestructura porque este problema no se va a detener “, agregó la directiva.

Otra situación que los importadores y exportadores deberán tener en cuenta en los movimientos comerciales futuros es un aumento esperado en los costos de combustible a partir del 1 de enero de 2020, como resultado de la regulación de la OMI 2020, que requiere un contenido máximo de azufre del 0.5% frente al 3.5% actual. El reglamento traerá beneficios significativos para el medio ambiente y la salud humana. Además, se espera que el uso del nuevo combustible búnker comience en el cuarto trimestre de 2019.

“Es difícil predecir cómo se desempeñará el combustible búnker el próximo año, pero sabemos que los costos aumentarán en 2020 a raíz de las regulaciones de la OMI 2020 que imponen restricciones más estrictas a las emisiones de azufre, una regulación que apoyamos totalmente”, enfatizó de Mots.

No te vayas sin leer: Facilitación y control en las aduanas del siglo XXI

“Se espera que los costos del combustible aumenten en enero de 2019 cuando China haga efectiva una nueva Área de Control de Emisiones, muy similar a la que ya existe en Europa y América del Norte. Esto tendrá un impacto en las rutas comerciales de México y China”, finalizó de Mots.

Fuente : T21