China: Puerto de Wuhan impide atraque de buques para evitar propagación de coronavirus

COSCO y navieras europeas no han alterado sus servicios en el país asiático.

A fin de contener el coronavirus, China comenzó a impedir que algunos buques realicen escala en la ciudad de Wuhan, un importante centro de comercio en el río Yangtsé.

El capitán de remolcador en el puerto de la ciudad, Zhang Yong expresó que “no hay una orden central para detener los buques, pero más de una docena de los que se suponía que iban a recalar (en Wuhan) en los últimos dos días están retenidos río abajo”.

Los operadores de barcazas en Wuhan confirmaron que menos naves han estado arribando y zarpando del puerto, causando retrasos en la carga.

La interrupción se produce cuando las autoridades amplían un cierre en el centro de China. Pekín detuvo el jueves los trenes y vuelos de salida de Wuhan, donde se originó el virus, y anunció acciones similares en las ciudades cercanas de Huanggang y Ezhou.

Las grandes navieras europeas y la compañía china Cosco Shipping dijeron que no habían alterado sus servicios en China, pero los brókeres dijeron que habían visto retrasos en los servicios entre Yokohama, Japón y Wuhan. Algunos barcos gaseros también se abstuvieron el jueves de arribar a Wuhan, dijeron los brókers.

Las precauciones portuarias muestran cómo podrían afectar a la economía industrial de China. Esto dado que Wuhan, como ciudad industrial es un importante puerto fluvial que maneja cerca de un millón y medio de contenedores al año, junto con miles de toneladas de carbón, acero, crudo y cargas de fertilizantes. El puerto también transporta a decenas de miles de pasajeros y turistas.

El Grupo de Asuntos Portuarios de Wuhan, la entidad estatal que administra el puerto, no se ha pronunciado al respecto, pero un funcionario del puerto de Huanggang, a unas 35 millas al este de Wuhan, dijo que el tráfico de barcazas en esa parte del Yangtsé había disminuido.

En ese sentido dijo que “están rociando algunos contenedores antes de embarcarse y hay cierta congestión en el río, ya que los barcos permanecen anclados. Los grandes transatlánticos siguen llegando, pero se pide a las tripulaciones que permanezcan a bordo y los capitanes piden a las aduanas que usen equipo de protección antes de entrar en los barcos”.

Imposibilidad de negarse a escalas

Las aseguradoras dijeron que los puertos podrían estar en cuarentena si el virus se propaga. Así lo indicó el director ejecutivo de Steamship Mutual de Hong Kong, Rohan Bray, quien señaló además que “aparte del peligro obvio que supone para los miembros de la tripulación contraer la enfermedad en un puerto de una zona infectada, las autoridades portuarias pueden instituir medidas de notificación y cuarentena para evitar la propagación de la enfermedad desde buques que hayan hecho escala en puertos infectados previamente, y en los casos más graves de brotes los puertos pueden cerrarse por completo”.

Y añadió que la epidemia “tendría que escalar sustancialmente antes de que los armadores pudieran considerar legítimamente negarse a hacer escalas en los puertos programados u ordenados por motivos de seguridad de la tripulación”, según consignó Wall Street Journal.

Cabe recordar que los puertos de China y de otros lugares han permanecido abiertos en anteriores brotes de enfermedades. Los puertos marítimos asiáticos operaron sin mayores trastornos durante la crisis de 2002-2003 por el síndrome respiratorio agudo severo, que mató a unas 800 personas, sobre todo en China y Hong Kong.

Mientras, que los puertos de África occidental siguieron manipulando carga y pasajeros durante el brote de ébola de 2014 a 2016, en el que murieron más de 11.000 personas.

Fuente : MundoMaritimo