China abre su sector financiero a nuevas inversiones del exterior

Internacional. En un escenario de guerra comercial, el gigante asiático levanta restricciones en el sector de finanzas.

China abrirá las puertas de su país a la inversión extranjera. En medio de un escenario de tensión comercial, el gigante asiático levantó ayer sábado algunas restricciones a la inversión extrajera en el sector financiero.

En concreto, la nación removerá los límites de participación a los extranjeros tenedores de acciones y fondos de inversionesen 2020, un año antes de lo previsto originalmente. Así lo dio a conocer el Comité de Desarrollo y Estabilidad Financiera en una comunicado publicado por el Banco Central este sábado.

Los inversionistas extranjeros también serán alentados a crear firmas de administración de fondos y compañías de administración de pensiones, según el comunicado.

La promesa de Pekín de abrir más su economía a la participación empresarial extranjera lleva tiempo, pero generalmente se frenaba al momento de concretarla.

El anuncio tuvo lugar tras una reunión del viernes encabezada por el Liu, un zar financiero, con responsables que se centró en el modo de enfrentar riesgos financieros y apoyar el crecimiento, según un comunicado del consejo de Estado.

Hasta ahora, las empresas extranjeras tenían que unirse a un socio local porque no se les permitía poseer más del 49% del capital de su empresa conjunta. Como resultado, su cuota de mercado alcanzó solo el 5,16% a finales de 2016, en un sector dominado por unos pocos locales.

Se conoce que el próximo año se eliminarán otras barreras, como el requisito de que las aseguradoras extranjeras hayan estado en el negocio durante más de 30 años. O, para los gestores de activos, la prohibición de poseer más del 25% de una empresa china. Por último, se permitirá a las agencias internacionales de calificación crediticia calificar un mayor número de bonos y valores de deuda.