Brasil recauda US$115, 9 millones con la concesión de seis terminales fluviales en la Amazonía

Instalaciones se destinarán al almacenamiento y transporte de combustibles.

El Gobierno brasileño recaudó US$115,9 millones tras la concesión de seis terminales portuarios en el amazónico estado de Pará, tras una subasta realizada este viernes en la bolsa de Sao Paulo. Los puertos están localizados en Belém, capital de Pará, y Vila do Conde, en el municipio de Barcarena, y está destinados al almacenamiento y traslado de combustibles.

Las empresas que se adjudicaron la concesión fueron Consorcio Latitude, Petróleo Sabbá, Ipiranga, Petrobras Distribuidora y Transpetro, que operarán los cinco terminales subastados en el puerto de Belém, y la de Tequimar, en Vila do Conde, la de mayor valor con unos US$46,7 millones.

Se espera que las empresas vencedoras de la subasta, que se adjudicaron contratos que van entre quince y veinte años pudiendo ser renovados con un límite máximo de setenta años, inviertan unos US$108,8 millones en mejoras. “El resultado de hoy fue sensacional, a cada subasta superamos la expectativa”, declaró el ministro de Infraestructura, Tarcisio Gomes de Freitas.

De acuerdo con el ministro, la concesión va a impulsar el sector portuario y todo tiene reflejo en la logística del país, porque también impulsará otras actividades económicas. El mayor de los terminales fue adjudicado para los próximos veinte años a Petrobras Distribuidora, subsidiaria de la estatal Petrobras y que operaba ya el área subastada de 50.700 metros cuadrados, con capacidad de almacenaje de 49.821 toneladas.

Las inversiones en el terminal serán destinadas “principalmente a sistemas de recepción y salida de productos desde el muelle y en la ampliación” y contribuirán en el “aumento de la eficiencia logística”, según informaron en Petrobras.

El Gobierno prepara la licitación de otros terminales en el Puerto de Santos, el mayor de Brasil, y en el de Paranaguá, en el estado Paraná (sur), considerado como el principal para el sector agrícola.

Por MundoMarítimo