Aumentan los pedidos de ULCVs pese a las dificultades para ajustar la capacidad en las rutas

Es habitual que el calendario de entregas anual se reajuste a medida que pasa el tiempo y parece improbable que todos los ULCVs encargados para los próximos dos años lleguen al mercado en la fecha prevista.

A lo largo de 2018, se han entregado un total de 26 portacontenedores de al menos 18.000 TEUs, la mayoría correspondientes a la categoría ‘Ultra Large Container Vessels’, ULCVs. Todos ellos sumaban un total de 525.500 TEUs de capacidad y se han incorporado a las rutas entre Asia y el norte de Europa, según recoge el último informe de Drewry.

La cartera de pedidos para 2019 es ligeramente inferior, con un total de 460.000 TEUs de capacidad, aunque para 2020 se espera un nuevo récord, con 620.000 TEUs. Aunque es cierto que introducir toda esta capacidad puede resultar un reto, especialmente en las conexiones entre Asia y el norte de Europa, que están creciendo a un ritmo muy lento, hay razones para creer que no será tan complicado como parece.

En primer lugar, es habitual que el calendario de entregas anual se reajuste a medida que pasa el tiempo y parece improbable que todos los ULCVs encargados para los próximos dos años lleguen al mercado en la fecha prevista.

En segundo lugar, que un buque entre en una línea no significa que automáticamente la capacidad se incremente, puesto que la navegación lenta ofrece la posibilidad de introducir una nueva embarcación manteniendo la misma capacidad, siempre que tenga un tamaño similar a las existentes, para compensar los mayores de tiempos de tránsito entre puertos.

Avances de 2M y Ocean Alliance

Esto es precisamente lo que Maersk Line y MSC, integrantes de la red 2M, están planeando hacer desde el mes de marzo. Como parte de una renovación de su red, ambos operadores utilizarán seis buques extra en sus 10 servicios entre Asia y Europa.

pedidos-de-ulcvs

Al añadir más buques para el mismo número de servicios, las navieras podrán mejorar la fiabilidad en los tiempos de llegada. La decisión de ralentizar su ritmo de navegación probablemente viene motivada por un deseo de reducir el consumo de combustible a la luz del incremento de los costes de combustible asociado a los límites del contenido de azufre establecidos por la OMI para 2020.

A partir de abril, se añadirá nueva capacidad a las líneas de Ocean Allianceentre Asia y el norte de Europa, en forma de una séptima rotación. Las navieras que la integran son responsables del 62% de las entregas de ULCVs de 2018, mientras que el resto pertenece a 2M.

La larga experiencia de los operadores les permitirá absorber de la mejor manera el nuevo tonelaje en los próximos años, cuando se mantendrá la tendencia de utilizar buques más grandes en un menor número de servicios, pese a que de vez en cuando se registre un repunte por los cambios en la cartera de pedidos.

Fuente : Cadena y Suministro