Aumenta el tamaño de los buques que operan entre Asia y la costa este de Norteamérica

Los trabajos para elevar el puente Bayonne y la ampliación del canal de Panamá han propiciado la llegada de embarcaciones más grandes, lo que obligará a las navieras a trasladar algunas unidades a otras rutas.

Con 366 metros de eslora y capacidad para transportar 14.414 TEUsel buque Theodore Roosevelt de CMA-CGM se ha convertido en el portacontenedores más grande en escalar en un puerto de la costa este de Estados Unidos.

A finales de agosto, la embarcación ha recalado en los puertos de Norfolk y Savannah antes de llegar a Nueva York el 7 de septiembre. No obstante, esta ruta no hubiera sido posible sin que antes se completasen dos grandes proyectos de construcción, tal y como recoge el último informe de la consultora Drewry.

Por un lado, el de elevación del puente estadounidense Bayonne, con una inversión de 1.600 millones de dólares (1.362 millones de euros), para permitir el paso de portacontenedores de hasta 18.000 TEUs. Por otro, la ampliación del Canal de Panamá, con un valor de 5.000 millones de dólares (4.259 millones de euros).

El tamaño medio de los buques que navegan entre Asia y la costa este de Norteamérica ha aumentado desde que el canal fuera ampliado en el verano de 2016, llegando a los 8.000 TEUs. Sin embargo, la entrada de embarcaciones con capacidad para entre 10.000 y 14.500 TEUs ha sido más lenta.

En el mundo existen 314 unidades en este rango, que suman 3,95 millones de TEUs de capacidad, pero solamente 23 operan entre Asia y la costa este de Norteamérica. La mayoría, 176, conectan Asia y la costa oeste de Norteamérica, Asia y Oriente Medio o Asia y Latinoamérica, mientras que algunos están situados en otras rutas, como la de Asia-África occidental.

numero-de-contenedores-entre-10000-y-14000-teus

La entrega de embarcaciones más grandes, como los ‘Ultra Large Container Vessels‘, ULCVs, en el mercado entre Asia y Europa en los próximos años, obligará a los operadores a trasladar a otras rutas estas unidades, siendo la conexión entre Asia y la costa este norteamericana una de las que podrían verse más beneficiadas.

Además, existen otros 74 buques de tamaño similar en la lista de pedidos que tendrán que encontrar un hueco en el mercado, pero como indican desde la consultora, una misma ruta no podrá absorber todos estas unidades trasladadas más las de nueva construcción.

Si la fuerte demanda sigue creciendo, podrían añadirse algunas unidades sin que ello afectara negativamente al balance entre la oferta y la demanda, pero para compensar, sería preciso ofrecer menos servicios semanales.

Desafío para los puertos de la costa este de Norteamérica

Actualmente, hay 19 servicios semanales desde Asia hasta la costa este de Norteamérica, operados exclusivamente por las tres alianzas mundiales, 2M+HMM, Ocean Alliance y THE Alliance, y por una naviera independiente, ZIM. A ellas se añade SM Line, que pretende operar esta conexión a partir de 2018.

Esto supone que habrá inevitablemente más buques de tamaño similar al Theodore Roosevelt en esta ruta, lo que supone un claro desafío para todos los puertos de la costa este, que deberán adaptarse a los buques neo-panamaxpara mantener o mejorar su cuota de mercado.

El proceso debería ser rápido si aumenta la presión de la oferta entre Asia y Europa por las nuevas entregas, pero por otra parte, no debería haber una gran preocupación si la demanda aumenta o si las navieras pueden manejar la nueva capacidad retrasando las entregas y enviando buques al desguace.

Si bien es cierto que los neo-panamax llegarán en un número elevado, el ritmo en que lo hagan no deberían marcarlo las condiciones del comercio entre Asia y esta zona. En cualquier caso, los puertos de la zona deberían estar preparados o arriesgarse a una reducción del número de servicios.

Fuente : Cadena y Suministro