APAM critica denuncia del Gobierno peruano a las Reglas de La Haya

La Asociación Peruana de Agentes Marítimo pidió al Estado nacional que no sustituya las Reglas de La Haya por las de Hamburgo.

La Asociación Peruana de Agentes Marítimos (APAM) indicó que el Estado peruano tomó la decisión de denunciar las Reglas de La Haya (que incluyen el 90% del marco jurídico del comercio marítimo internacional), basando uno de sus argumentos en el prejuicio de que “la cadena logística de comercio exterior incurre en prácticas anticompetitivas”.

“La propuesta de sustituir las Reglas de la Haya por las de Hamburgo solo perseguiría el obligar a la compañías navieras a prestar servicios en tierra, asumiendo responsabilidades en su prestación. Así, se pretende incluir en el flete los servicios brindados en tierra sin tomar en cuenta los perjuicios que este cambio generaría en el comercio exterior peruano”, señaló la asociación.

La APAM apuntó a que Indecopi manifestó anteriormente en resoluciones de primera y segunda instancia que no se encuentra una posición de dominio en el mercado de servicios logísticos de comercio exterior en el Perú.

“Ignorando la posición de Indecopi y sin exponer razones técnicas, el informe que el gobierno utiliza insiste en que ‘existen evidencias de integración vertical y concentración en este mercado que generan ejemplos de prácticas discriminatorias de precios que deben ser reguladas de alguna manera”, añade el gremio.

“Lamentamos que una decisión tan importante para proteger la carga marítima transportada desde y hacia el Perú, se sustente en una serie de ideas preconcebidas sin sustento real, algo antitécnico y nada útil para comprender cómo se genera el valor en la economía marítima”, agregó la APAM.

Por ello, pidió al Gobierno peruano que recapacite y no ratifique la denuncia de las Reglas de La Haya. Indicaron que las Reglas de Hamburgo “cubren menos del 5% del comercio marítimo mundial y ha sido suscrito por solo 34 países del mundo, la mayoría de ellos con escasas relaciones comerciales con el Perú”.

________________________________________________________________

La decisión del Estado peruano de denunciar las Reglas de la Haya (que incluyen el 90% del marco jurídico del comercio marítimo internacional), basó uno de sus argumentos en el prejuicio de que “la cadena logística de comercio exterior incurre en prácticas anticompetitivas”, cuando ellas no existen en la realidad, expresó la Asociación Peruana de Agentes Marítimos (APAM).

La propuesta de sustituir las Reglas de la Haya por las de Hamburgo solo perseguiría el obligar a la compañías navieras a prestar servicios en tierra, asumiendo responsabilidades en su prestación. Así, se pretende incluir en el flete los servicios brindados en tierra sin tomar en cuenta los perjuicios que este cambio generaría en el comercio exterior peruano.

Citando un informe de Intelfin (suscrito por el exviceministro de Economía Enzo Defilippi) sobre el análisis que usa el gobierno para denunciar dichas reglas internacionales, la APAM recordó que inclusive la entidad oficial peruana que vela por la libre competencia -Indecopi- ha manifestado en sendas resoluciones de primera y segunda instancia, que no se encuentra una posición de dominio en el mercado de los servicios logísticos de comercio exterior en el Perú.

Sin embargo, ignorando la posición de Indecopi y sin exponer razones técnicas, el informe que el gobierno utiliza insiste en que “existen evidencias de integración vertical y concentración en este mercado que generan ejemplos de prácticas discriminatorias de precios que deben ser reguladas de alguna manera”.

“Según Defilippi, es infundado criticar a Indecopi diciendo que debió tomar en cuenta los niveles de integración vertical en su análisis de los niveles de competencia. Ello, pese a que durante la investigación, la agencia de competencia analizó los mercados de servicios logísticos de forma separada, metodología que es consistente con las mejores prácticas internacionales y correcta. Si no existen vestigios de prácticas anticompetitivas en ningún mercado analizado, es imposible que las mismas se presenten cuando los servicios son prestados de forma integrada”, señaló APAM.

El gremio añadió: “Lamentamos que una decisión tan importante para proteger la carga marítima transportada desde y hacia el Perú, se sustente en una serie de ideas preconcebidas sin sustento real, algo antitécnico y nada útil para comprender cómo se genera el valor en la economía marítima, sin asidero en los hechos, al extremo que ni siquiera el mismo informe utilizado por el gobierno ejemplifica cuáles pueden ser estas prácticas”.

Invocamos, por ello, al gobierno peruano, a recapacitar y a No ratificar la denuncia de las Reglas de La Haya pues solo sembrará mayor inestabilidad jurídica, contraria a la reactivación económica en la que estamos comprometidos –expresaron fuentes del gremio.-Y debe recordarse, además, que las Reglas de Hamburgo cubren menos del 5% del comercio marítimo mundial y ha sido suscrito por solo 34 países del mundo, la mayoría de ellos con escasas relaciones comerciales con el Perú.

Fuente : La Republica