Alemania propone reconstruir el puerto de Beirut tras una explosión química

Alemania presentará la próxima semana una propuesta multimillonaria a las autoridades libanesas para reconstruir el puerto de Beirut, como parte de los esfuerzos para convencer a los políticos del país de que formen un gobierno capaz de evitar el colapso financiero, dijeron dos fuentes.

Una explosión química en el puerto el pasado agosto mató a 200 personas, hirió a miles y destruyó barrios enteros de la capital libanesa, sumiendo al país en su peor crisis política y económica desde la guerra civil de 1975-1990.

Según dos fuentes diplomáticas con conocimiento de los planes, Alemania y Francia compiten por liderar los esfuerzos de reconstrucción. Berlín esbozará el 7 de abril su propuesta, que, según los diplomáticos, incluirá en principio el apoyo del Banco Europeo de Inversiones (BEI), para ayudar a financiar la limpieza de la zona y las instalaciones de reconstrucción.

Un portavoz del BEI dijo que estaba al tanto de la propuesta presentada por el puerto de Hamburgo y su equipo de consultores para la reconstrucción del puerto de Beirut y sus alrededores.

“Sin embargo, actualmente no existe ninguna oferta de financiación por parte del BEI. Cualquier financiación del BEI estaría sujeta a la debida diligencia y tendría que seguir los procesos habituales del Banco para este tipo de operaciones”, dijo.

También tendría que cumplir las directrices de contratación del BEI y las normas medioambientales y sociales, dijo.

“El Banco está dispuesto a apoyar al pueblo libanés y los esfuerzos de reconstrucción como parte del Equipo Europa y junto a sus socios, la comunidad internacional y todas las partes interesadas”.

Una de las fuentes estimó que la financiación del BEI podría oscilar entre 2.000 y 3.000 millones de euros.

El embajador de Alemania en el Líbano, Andreas Kindl, confirmó que la próxima semana se presentaría una propuesta para reurbanizar el puerto de Beirut y las zonas cercanas. El plan ha sido elaborado por varias empresas privadas que mantendrán conversaciones en Beirut para presentarlo, dijo.

La consultora Roland Berger, que según Kindl y las fuentes diplomáticas ha participado en la elaboración del plan, no respondió a las peticiones de comentarios.

Las dos fuentes diplomáticas afirmaron que la élite política libanesa debe acordar primero la composición de un nuevo gobierno para arreglar las finanzas públicas y erradicar la corrupción, una condición en la que también insisten los donantes, incluido el Fondo Monetario Internacional, antes de desbloquear miles de millones de dólares en ayuda.

“Este plan no va a venir sin condiciones”, dijo una de las fuentes. “Alemania y Francia quieren ver primero un gobierno comprometido con la aplicación de las reformas. No hay otro camino y esto es bueno para Líbano”.

El embajador alemán Kindl dijo que Líbano sólo podría atraer el apoyo de los inversores si promulgaba reformas significativas.

Ocho meses después de la catástrofe portuaria, muchos libaneses que perdieron a sus familias, sus casas y sus negocios siguen esperando los resultados de la investigación sobre las causas de la explosión. El Líbano está al borde del colapso, con los compradores peleándose por las mercancías, los manifestantes bloqueando las carreteras y los negocios cerrados.

Los donantes extranjeros han dicho que el nuevo gobierno debe tener un mandato firme para aplicar las reformas económicas, incluida una auditoría del banco central y una revisión del derrochador sector energético.

Sin embargo, el primer ministro designado, Saad al-Hariri, y el presidente Michel Aoun no han podido ponerse de acuerdo sobre la alineación ministerial. El gabinete saliente, que dimitió tras la explosión, ha permanecido en calidad de interino.

El FMI ha dicho que no ha habido discusiones sobre el programa con los funcionarios libaneses, sólo asistencia técnica con el Ministerio de Finanzas y algunas empresas estatales.

La Propuesta de Alemania

Además del puerto en sí, la propuesta de Alemania pretende reurbanizar más de 100 hectáreas de la zona circundante en un proyecto que, según las dos fuentes diplomáticas, seguiría la línea de la reconstrucción del centro de Beirut en la posguerra.

Al igual que en esa reurbanización, el plan implicaría la creación de una empresa que cotizara en bolsa, similar a Solidere, creada por el ex primer ministro Rafik Hariri en la década de 1990 y que sigue cotizando en la bolsa libanesa.

Las fuentes sitúan el coste del proyecto entre 5.000 y 15.000 millones de dólares, y dicen que podría crear hasta 50.000 puestos de trabajo.

El funcionario libanés dijo que Francia y los puertos franceses y el grupo de transporte de contenedores CMA CGM también estaban interesados en el proyecto de reconstrucción.

Una de las fuentes diplomáticas dijo que Francia había enviado varias misiones, incluida una en marzo que incluía a CMA CGM, que mostraron interés en desempeñar un papel en la reconstrucción. Sin embargo, esa misión se centró en operaciones específicas de limpieza y no en una reconstrucción más amplia, dijo la fuente.

El Ministerio de Asuntos Exteriores francés y CMA CGM declinaron hacer comentarios.

El funcionario libanés atribuyó la responsabilidad de poner en marcha el proyecto a que los europeos se pongan de acuerdo sobre quién será el líder.

“Al fin y al cabo es una decisión europea, porque tienen que decidirlo entre ellos. Luego, cuando llegue el momento, el gobierno libanés puede seguir adelante”, dijo el funcionario.

Fuente : Full Avante News