2019: Predicciones para un año que sera revuelto

Un mes de enero prácticamente vencido en este año 2019, que ya hemos calificado desde NAUCHERglobal como “revuelto” en anteriores artículos, nos permite poner en marcha la bola de cristal con una cierta cantidad de información, suficiente para lanzar aquí y allá nuestras predicciones.

Los gurús no se separan mucho unos de otros. Nosotros coincidimos con ellos. Este año de 2019 la demanda de transporte no crecerá mucho más allá del 4,2%. Hasta en la cumbre Davos lo dicen. El Sr. Trump, el Brexit, las tendencias contrarias al multilateralismo… dañarán al comercio internacional. Y si se daña el comercio, decrece la demanda de transporte, o no crece al ritmo de años anteriores. De modo que quedará en ese 4,2%, sino menos.

No obstante, no hay que preocuparse: la oferta de tonelaje en buques portacontenedores tampoco crecerá demasiado, más bien se aminorará su ritmo igual que la demanda. ¿Cuál es la razón? Pues en este punto cabe destacar que 2018 fue año de locura expansiva en cuanto a la entrada de tonelaje en el mercado.

Según Alphaliner, en diciembre de 2018 había 5.284 buques portacontenedores en el mercado con una capacidad de 22,3 millones de TEUs, habiendo entrado en el mercado 1,3 millones de TEUs aproximadamente. Para este año 2019 no se prevé una incorporación superior a los 450.000 TEus que viene a ser un 2,5% de aumento.

El hecho de que un cierto numero de armadores pare un tiempo sus buques para instalarles los scrubbers, que otro número de armadores aplique las táctica del slow speed para consumir menos y contaminar menos, posiblemente permitirá incorporar el tonelaje que se va a añadir a los loops ya existentes, de modo que no se note una falta de espacio en los buques.

Por lo tanto, excepto los recargos que se instituyan como consecuencia de la nueva doctrina de la OMI acerca de los combustibles, a aplicar el 1 de enero de 2020, los fletes de los contenedores no parece que suban mucho durante este año. Intentos habrá, sobre todo en el mundo del retail Asia-Pacífico – Estados Unidos, y por la intención de algunos armadores de instalar un servicio Premium que no sabemos muy bien que significa… ¿es que un servicio ‘normal’ no es de calidad, después que todos aplicaran normas ISO?

El mundo de los buques tanque debería de conocer un buen año, aunque sólo sea por los cambios que significará la producción de nuevos combustible con menos del 5% de azufre y su almacenamiento y suministro en diferentes puertos del mundo, al lado de las clásicos HFOs.

Los bulkcarriers sufriendo, como siempre, marcando tendencia a la baja según el Baltic Dry Index. Siendo China el actor principal en el mercado de graneles (carbón, minerales, soja…) y estando desacelerada su economía, no parece que vaya a estar muy animado.

2019 será también un buen año para la logística. Fusiones y adquisiciones que servirán para un reposicionamiento en la estrategia de las grandes empresas del sector 3PL, que deben afrontar la decidida irrupción de las grandes navieras en su campo de acción. Maersk, CMA-CGM, MSC (que no lo hace público)… quieren –y piensan- que deben de ser primeros actores en la cadena de suministro y, para ello, hay que contar con una parte de actividad logística dentro del negocio, o bien controlada. Y naturalmente, los grandes de la logística: DHL, K&N, Expeditors, etc. no van a quedarse de brazos cruzados.

Y, desde luego, será el año de la eclosión del blockchain: las plataformas que integran esta tecnología se expandirán, se crearán nuevas y veremos como acaba todo. Recordamos que las grandes navieras querían poner en marcha una iniciativa común a todos en el campo de la digitalización. Es el futuro del sector.

Fuente : El Naucher